Egipto: Manifestaciones oficialistas y opositoras

Más destacado

EL CAIRO (AP) — Varios miles de islamistas intransigentes protestaron el viernes en El Cairo por una reciente ola de violentas manifestaciones antigubernamentales. Por su parte activistas liberales efectuaron una manifestación menos numerosa en otra parte de la capital para reclamar responsabilidad y justicia de los líderes nacionales.

Las manifestaciones paralelas reflejan las profundas divisiones que han acosado Egipto en los dos años desde el derrocamiento de Hosni Mubarak, con la polarización de las posiciones políticas, las frustraciones de la población y la incertidumbre económica.

El actual ciclo de inestabilidad estalló hace tres semanas durante el segundo aniversario del levantamiento que derrocó a Mubarak. La oposición acusa al presidente islamista Mohamed Morsi, que fue elegido en junio, y a su partido Hermandad Musulmana de tratar de monopolizar el poder y de usar la violencia contra los disidentes.

Activistas del Frente Libre para un Cambio Pacífico denunciaron que uno de sus miembros, Ibrahim Hanafi, fue secuestrado por tres hombres en un microbús, quienes le arrojaron agua hirviendo en la espalda antes de lanzarlo al costado del camino.

"Me advirtieron que me mantuviera alejado de la Hermandad y de la política y que solo me preocupara de ganarme el sustento", dijo Hanafi en un video cargado el jueves en YouTube.

No pudo obtenerse de inmediato declaraciones de la Hermandad sobre el episodio.

El presidente y sus partidarios insisten en que las protestas de la oposición en reclamo de reformas han perjudicado la economía y han imposibilitado aplicar cambios.

La economía egipcia volvió a verse afectada esta semana cuando la agencia crediticia Moody's rebajó la calificación de cinco de los bancos nacionales citando "la capacidad disminuida de las autoridades egipcias para apoyar los bancos de propiedad del gobierno". Las reservas egipcias en divisas extranjeras han caído por debajo del "mínimo crítico" del banco central a 13.610.000 dólares, amenazando la capacidad del país de asegurarse un préstamo de casi 5.000 millones de dólares del Fondo Monetario Internacional que podría habilitar otras solicitudes de préstamos.

En una muestra de apoyo al presidente, unos 5.000 islamistas se reunieron el viernes frente a la Universidad de El Cairo para una manifestación bajo el lema "No a la violencia". Algunos de los manifestantes portaban cartelones con las leyendas "la gente quiere un puño de hierro", "sí a la ley islámica" y "la gente quiere que se haga cumplir la ley de Dios".

La protesta fue considerada una denuncia de las manifestaciones opositoras de las últimas semanas que con frecuencia se han tornado violentas y han dejado más de 70 muertos.

______

La periodista de Associated Press Mariam Rizk contribuyó a este informe.

Cargando...