Egipto: Facciones políticas critican violencia

Por MAGGIE MICHAEL
Associated Press31 de enero de 2013
En esta foto del lunes 28 de enero de 2013, manifestantes egipcios corren durante un enfrentamiento con la policía antimotines cerca de la Plaza Tahrir en El Cairo. El jueves 31, representantes de diversas facciones polìticas condenaron la violencia, horas antes de un llamado a nuevas protestas masivas  (AP Foto/Khalil Hamra, archivo)
En esta foto del lunes 28 de enero de 2013, manifestantes egipcios corren durante un enfrentamiento con la policía antimotines cerca de la Plaza Tahrir en El Cairo. El jueves 31, representantes de diversas facciones polìticas condenaron la violencia, horas antes de un llamado a nuevas protestas masivas (AP Foto/Khalil Hamra, archivo)

EL CAIRO (AP) — Representantes de las diversas facciones del espectro político egipcio realizaron una inusitada reunión el jueves a fin de condenar la violencia, horas antes de un llamado a nuevas protestas masivas en el país en busca de presionar al presidente islamista Mohamed Morsi para que acceda a las demandas opositoras de que forme un gobierno de unidad nacional y enmiende la constitución.

Las dos facciones rivales de islamistas en el país y la alianza opositora secular Frente de Salvación Nacional prometieron trabajar para frenar la violencia. La reunión sigue a una semana de disturbios políticos que sacudieron el país y dejaron unos 60 muertos.

La Hermandad Musulmana y los ultraconservadores salafis, junto con sus rivales de los partidos liberales, prometieron condenar cualquier instigación a la violencia, prohibirla y diferenciar entre "actos políticos y sabotaje".

"Denunciar la violencia en todas sus formas, condenarla claramente y firmemente, criminalizarla nacionalmente y prohibirla religiosamente", dijo una declaración firmada por todos los participantes. "Atenerse a los medios políticos pacíficos, atenerse a un diálogo serio".

Fue la primera reunión entre la Hermandad Musulmana, a la que pertenece el presidente Morsi, y el Frente de Salvación Nacional formado en noviembre.

La reunión desató una furiosa reacción de activistas y grupos juveniles, que acusaron a la oposición liberal de hacer concesiones políticas a pesar del derramamiento de sangre. Fuerzas de seguridad continuaron choques con manifestantes que lanzaban piedras en el centro de El Cairo por octavo día consecutivo. Y las autoridades continuaban una ola de arrestos y secuestros de manifestantes, incluyendo miembros del Bloque Negro, que lucen máscaras y prometen "defender la revolución frente a los islamistas". Centenares de manifestantes han sido arrestados en la última semana.

En un hecho reciente, el partido liberal Corriente Popular acusó a las fuerzas de seguridad de secuestrar y torturar a uno de sus miembros, Mohammed el-Gendi, quien desapareció durante cuatro días antes de aparecer en un hospital capitalino en condición grave.

"Esto es premeditado e indica un regreso a las viejas prácticas de secuestros, torturas y agresión", dijo el partido en una declaración.