Efecto secundario: la pandemia deja a los irlandeses sin festejos de San Patricio

·2  min de lectura
Una imagen inaudita: los pubs del centro de Dublín cerrados a cal y canto
Agencia AFP

DUBLÍN.- Por segundo año consecutivo los irlandeses vieron empañado su sagrado Día de San Patricio, la fecha más festiva del país con réplicas en el resto del mundo, aunque decenas de personas terminaron detenidas por desafiar las prohibiciones de reuniones públicas por la pandemia.

El sótano de The Temple Bar en el centro de Dublín, la máxima referencia de estas celebraciones, normalmente estaría lleno hasta la cabeza con suficientes barriles de Guinness para servir miles de pintas. Pero ninguno de los tradicionales pubs de Dublín pudo abrir sus puertas a los miles de celebrantes que suelen colmar sus instalaciones en homenaje al santo patrón, a pura cerveza, junto a miles de turistas.

Serbia, la revelación de Europa por su rápida vacunación contra el coronavirus

Con esas vías habituales de festejo clausuradas, las autoridades habían detectado convocatorias en las redes sociales para salir a las calles, en una mezcla de celebración y protesta por el confinamiento, contraviniendo las reglas para frenar el avance de la pandemia en el país, que ya dejó 228.000 casos y 4500 muertos.

La Garda, la policía nacional irlandesa, desplegó así un fuerte dispositivo de más de 2500 efectivos en varios puntos de la capital para evitar estos actos de desobediencia, donde detuvo al menos a trece hombres y tres mujeres que no acataron las restricciones. La mayoría de los arrestados se encontraban en el centro de Dublín, en la conocida avenida de O’Connell Street.

Por otro lado, un centenar de personas se manifestaron en Herbert Park, en el sur de la ciudad, en contra de las medidas del confinamiento y el uso de las vacunas, y un pequeño número lo hizo a las puertas de la sede de la emisora nacional RTE en Donnybrook.

La Comisionada Adjunta de la Policía, Anne Marie McMahon, lamentó que no fuera un Día de San Patricio normal, pero reconoció “el enorme nivel de cumplimiento y responsabilidad social” que demostraron los irlandeses, a quienes les pidió un “último esfuerzo” y que “no participen en reuniones o fiestas en casa”.

Avanza el “pasaporte sanitario” para viajar dentro de la Unión Europea

“Ha pasado un año y parece que volvimos donde empezamos”, dijo el tabernero Tom Cleary, sentado en un taburete junto a un porrón de Guinness con la forma del arpa celta.

“Es triste que no se vislumbra un final. Quiero decir, ¿estaremos aquí el próximo día de San Patricio con los mismos problemas?”, lamentó.

Agencias AFP y ANSA