El efecto de base deja un aumento récord del PIB chino en el primer trimestre

Pekín, 16 abr (EFE).- La paralización de la economía de China durante el primer trimestre del año pasado a consecuencia de los primeros compases de la pandemia del coronavirus ha arrojado, en comparación, un aumento récord del producto interior bruto (PIB) del país: un 18,3 % interanual entre enero y marzo.

El dato, publicado hoy por la Oficina Nacional de Estadística (ONE), es el mayor en al menos tres décadas, desde que comenzaron a medirse las estadísticas trimestrales.

Y lo es en parte por la plusmarca en negativo del primer trimestre de 2020 (-6,8 %), cuando el PIB registró su primera caída en cuatro décadas y el peor desempeño del PIB desde que comenzó la serie histórica, en 1992, así como de las estimaciones de los años anteriores, en los que se usaban estándares soviéticos de medición.

La propia portavoz de la ONE, Liu Aihua, atribuyó hoy en rueda de prensa la abultada cifra al "bajo efecto de base del año anterior y el incremento de días laborales durante el Año Nuevo chino", el principal periodo vacacional en el país asiático, que se vio trastocado este año por varios rebrotes del coronavirus.

Tradicionalmente, en esas vacaciones los trabajadores regresan a sus lugares de origen para celebrar las fiestas en familia, pero este año las autoridades les pidieron que permanecieran en sus lugares de residencia por miedo a que los viajes sirvieran para propagar el virus, con lo cual la reincorporación a sus puestos fue más rápida.

MAYOR DEMANDA LOCAL

Los analistas también apuntan a otras claves, como una mayor demanda tanto nacional como internacional, las estrictas medidas de contención del virus o las políticas fiscales y monetarias llevadas a cabo por el Gobierno chino.

El aumento en la demanda de los consumidores chinos se aprecia en otros indicadores económicos que también publicó hoy la ONE, como las ventas al por menor -pilar del consumo y clave en el nuevo modelo económico que propugna Pekín-, que crecieron un 33,9 % interanual entre enero y marzo.

Por su parte, la inversión en activos fijos creció un 25,6 % interanual durante el mismo periodo, mientras que la producción industrial se incrementó en un 24,5 %.

En este, destacaron la manufactura de vehículos de nuevas energías, maquinaria industrial, excavadoras, equipos de microcomputación y circuitos integrados, que en conjunto aumentaron un 60 % interanual.

También se anunció el dato del desempleo urbano relativo al mes de marzo: un 5,3 %, lo que supone un descenso en la estadística en comparación con el 5,5 % del mes anterior.

La tendencia opuesta registró el coste de la vivienda nueva en China, que volvió a subir por cuarto mes consecutivo, un 4,6 % interanual.

EL SECTOR SECUNDARIO, AL ALZA

Volviendo a la comparativa interanual entre los primeros trimestres de 2020 y 2021, entre los distintos sectores, el secundario fue el que más creció en el primer cuarto del año, con un 24,4 % interanual, al tiempo que el terciario se elevó un 15,6 %. El primario avanzó un 8,1 % interanual en el mismo periodo.

Y en cuanto a la comparativa con el trimestre anterior, el PIB de China se amplió un 0,6 %, por debajo de las previsiones (1,5 %) y más lento que en el periodo comprendido entre octubre y diciembre (3,2 %).

Desde la consultora británica Oxford Economics esperan "que la economía (china) gane impulso en los próximos meses", en los que, en su opinión, se producirá "una rotación entre los agentes del crecimiento".

Así, "una política fiscal y monetaria menos generosa les pasará factura a la inversión en infraestructuras y en el sector inmobiliario", mientras que la recuperación de la confianza debería dar alas al consumo.

"Pero esto depende de una (campaña de) vacunación convincente y de más mejoras en las condiciones del mercado laboral", apuntan.

La meta de crecimiento del PIB que China se marcó para 2021 es de "por encima del 6 %", mientras que las predicciones publicadas el pasado mes de enero por el Fondo Monetario Internacional (FMI) para la potencia asiática apuntan al 8,1 %.

La citada empresa de análisis económico sitúa sus previsiones por encima de las del FMI, con un 8,9 %.

(c) Agencia EFE