EEUU y México terminan prueba de deportación aérea

SAN DIEGO, California, EE.UU. (AP) — Estados Unidos y México concluyeron un programa piloto de dos meses mediante el cual trasladaron en aviones a mexicanos deportados hasta muy dentro de territorio mexicano. Washington espera ahora conocer la decisión del nuevo gobierno mexicano, encabezado por el presidente Enrique Peña Nieto, en cuanto a si ambas naciones continuarán el programa para reducir la presión a las abrumadas ciudades fronterizas mexicanas.

Según el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE por sus siglas en inglés), 2.364 mexicanos —todos hombres salvo tres mujeres— fueron transportados en 18 vuelos durante el periodo de prueba. Aproximadamente 2.000 de los deportados fueron objeto de sanciones penales en Estados Unidos.

Los vuelos no fueron voluntarios y se efectuaron desde El Paso, Texas, a la Ciudad de México, a diferencia de un programa anterior para deportar a mexicanos que había arrestado la Patrulla Fronteriza durante la época de calor mortal en el tercer trimestre en Arizona.

Dos días antes de que concluyera su cargo la semana pasada, la entonces secretaria de Relaciones Exteriores de México, Patricia Espinosa, dijo que el nuevo gobierno del país podría trabajar con el gobierno estadounidense sobre la continuación de estos vuelos de prueba.

Cargando...