EEUU y China suavizan el tono, dicen que trabajarán juntos sobre Corea del Norte

Por Yeganeh Torbati y Ben Blanchard
Estados Unidos y China trabajarán juntos para lograr que Corea del Norte, con armas nucleares, tome "un rumbo diferente", dijo el sábado el secretario de Estado estadounidense Rex Tillerson, suavizando las críticas anteriores a Pekín después de conversaciones con su homólogo chino. Imagen de Tillerson (a la izquierda) y el ministro de Exteriores chino Wang Yi se dan la mano al final de una rueda de prensa conjunta en el Diaoyutai State Guesthouse en Beijing, China, el 18 de marzo de 2017. REUTERS/Mark Schiefelbein/Pool

Por Yeganeh Torbati y Ben Blanchard

BEIJING (Reuters) - Estados Unidos y China trabajarán juntos para lograr que Corea del Norte, con armas nucleares, tome "un rumbo diferente", dijo el sábado el secretario de Estado estadounidense Rex Tillerson, suavizando las críticas anteriores a Pekín después de conversaciones con su homólogo chino.

China se ha sentido molesta por el hecho de que Washington le diga repetidamente que contenga los crecientes programas nucleares y de misiles balísticos de Corea del Norte, uno de los obstáculos en los lazos entre las dos mayores economías del mundo.

Pero el ministro chino de Relaciones Exteriores, Wang Yi, describió las conversaciones con Tillerson como "francas, pragmáticas y productivas". Las dos partes parecen haber hecho algunos avances o haber dejado de lado las diferencias en cuestiones difíciles, al menos antes de la cumbre prevista entre el presidente chino Xi Jinping y el presidente estadounidense, Donald Trump.

El viernes, Tillerson emitió la más severa advertencia de la administración Trump a Corea del Norte, diciendo en Seúl que una respuesta militar estaría "sobre la mesa" si Pyongyang tomaba medidas para amenazar a las fuerzas de Corea del Sur y Estados Unidos.

Tillerson tomó una línea más suave después de la reunión con Wang. Dijo a reporteros que tanto China como Estados Unidos que los esfuerzos realizados durante las últimas dos décadas no habían logrado frenar la amenaza que planteaban los programas de armas de Corea del Norte.

"Compartimos una visión común y una sensación de que las tensiones en la península son bastante altas en este momento y que las cosas han llegado a un nivel bastante peligroso, y nos hemos comprometido a hacer todo lo que podamos para evitar que se produzca cualquier tipo de conflicto", declaró Dijo Tillerson.

El mandatario dijo que Wang y él aceptaron trabajar juntos para persuadir a Corea del Norte de "cambiar sus objetivos y alejarse del desarrollo de sus armas nucleares".

Wang dijo que las resoluciones de la ONU sobre Corea del Norte apuntaban sanciones y pidieron que se reanudaran los esfuerzos para lograr un acuerdo negociado.

"No importa lo que pase, tenemos que permanecer comprometidos con los medios diplomáticos como una forma de buscar un acuerdo pacífico", dijo.

Wang dijo que él y Tillerson "esperan encontrar maneras de reiniciar las conversaciones".

"Ninguno de nosotros está dispuesto a renunciar a la esperanza de paz", dijo.

Tillerson había dicho el viernes que cualquier conversación sobre Corea del Norte sólo podría tener lugar después de que comenzara un proceso de eliminación de sus programas de armamento.

Un funcionario estadounidense había dicho a Reuters en Washington a principios de esta semana que Tillerson podría plantear la posibilidad de imponer "sanciones secundarias" a los bancos chinos ya otras empresas que hacen negocios con Corea del Norte, desafiando las sanciones de las Naciones Unidas.

Trump dijo en un tweet el viernes que Corea del Norte estaba "comportándose muy mal" y acusó a China, vecina de Pyongyang y única aliada importante, de hacer poco para resolver la crisis.

(Información adicional de Elias Glenn; editado por Raju; Gopalakrishnan, traducido por Andrés González)