EEUU: aprueban plan de demolición de gran represa

ARCHIVO - La represa J.C. Boyle Dam desvía agua del río Klamath a una usina río abajo, 21 de agosto de 2009 en Keno, Oregón. Se discuten planes para el proyecto de demolición de la gran represa más grande de la historia. (AP Foto/Jeff Barnard, File) (ASSOCIATED PRESS)

PORTLAND, Oregon, EE.UU. (AP) — Reguladores estadounidenses aprobaron el jueves un plan para demoler cuatro represas en un río de California y abrir cientos de kilómetros (millas) de un hábitat del salmón, en lo que sería el proyecto de demolición y restauración más grande del mundo.

La votación de la Comisión Federal Reguladora de Energía (FERC por sus siglas en inglés) sobre el curso inferior del río Klamath es el último gran obstáculo regulatorio y el mayor hito para un proyecto de demolición con costo de 500 millones de dólares, promovido desde hace años por tribus nativas y ambientalistas.

El proyecto devolvería al segundo río más caudaloso de California la libertad de flujo por primera vez en más de un siglo.

Las tribus nativas cuya forma de vida depende del río Klamath y los salmones han sido la principal fuerza impulsora de la demolición.

Los comisionados calificaron la decisión de “trascendental” e “histórica” al restaurar el salmón y revivir un río que es central para la cultura de varias tribus.

“Algunos preguntarán en esta época de gran necesidad de emisiones cero, ¿por qué eliminamos los diques? Primero, debemos comprender que esto no sucede todos los días... muchos de estos proyectos fueron autorizados hace años, cuando se daba tanta importancia a los asuntos ambientales”, dijo el presidente de la FERC, Richard Glick. “Algunos de estos proyectos afectan significativamente el ambiente y los peces”.

Glick añadió que en el pasado la comisión no tenía en cuenta el efecto de los proyectos energéticos sobre las tribus, pero que este fue “un elemento muy importante” en la votación del jueves.

Miembros de las tribus yurok, karuk y Hoopa encendieron una fogata y observaron la votación desde un banco de arena remoto en el río Klamath por enlace satelital.

La aprobación de la solicitud de anulación de la licencia para operar las represas es la base del plan de restauración del salmón más ambicioso de la historia. Las partes que supervisan el proyecto aceptarán la transferencia de licencias y podrían iniciar la demolición de las represas a mediados del año próximo. Esto beneficiaría a unos 480 kilómetros (300 millas) de hábitat del salmón en el río Klamath y sus afluentes, dijo Amy Souers Kober, vocera de American Rivers (ríos estadounidenses), una organización que monitorea la eliminación de represas y aboga por la restauración de los ríos.

“Este es un hito increíblemente importante”, dijo. “Este proyecto tiene lecciones importantes para el movimiento de conservación de los ríos, y la lección más importante es que lo lideraron las tribus. Gracias a las tribus, se eliminarán los diques y se restaurará el río”.

Esta votación se realizó en un momento crucial, cuando el cambio climático provocado por el ser humano golpea al oeste de Estados Unidos con sequías prolongadas, dijo Tom Kiernan, presidente de American Rivers. Dijo que permitir el flujo natural del segundo río más caudaloso de California, y la función normal de sus terrenos inundables y humedales mitigaría esos impactos.

“La mejor manera de manejar las inundaciones y sequías crecientes es sanear el sistema fluvial y permitir que funcione”, añadió.

“En lugar de embalses, donde buena parte del agua se evapora, es mejor permitir que el río fluya y que sus terrenos inundables y humedales filtren el agua y la lleven al deposito subterráneo, donde no se evapora”.