EEUU ha visto pruebas de vida de algunos misioneros secuestrados en Haití: funcionario

·2  min de lectura
IMAGEN DE ARCHIVO. El complejo de Christian Aid Ministries después de que el secuestro de un grupo de misioneros con sede en Estados Unidos avivó las preocupaciones internacionales sobre la violencia de las pandillas, en Titanyen, en las afueras de Puert

Por Matt Spetalnick y Trevor Hunnicutt

WASHINGTON, 5 nov (Reuters) - El gobierno de Estados Unidos ha visto pruebas de que al menos algunos miembros del grupo de misioneros estadounidenses y canadienses secuestrados en Haití el mes pasado están vivos, según un alto funcionario de la administración Biden.

El funcionario, que se negó a ser identificado, no dio más detalles.

Los funcionarios estadounidenses han estado encabezando los esfuerzos para recuperar de manera segura a los misioneros, que estaban en un viaje organizado por Christian Aid Ministries, con sede en Ohio. Dieciséis estadounidenses y un canadiense, incluidos cinco niños, fueron secuestrados.

Los detalles sobre el esfuerzo policial han sido escasos desde el ataque del 16 de octubre. El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, está siendo informado diariamente sobre los esfuerzos, dijeron las autoridades.

Un haitiano que se identifica como el líder de la banda 400 Mawozo, y que según los funcionarios de seguridad fue quien llevó a cabo el secuestro, dijo en un video en YouTube el mes pasado que estaba dispuesto a matar a "estos estadounidenses" si no obtenía lo que necesitaba.

Los misioneros no estaban presentes en el video.

Los funcionarios haitianos han dicho que la pandilla exige 1 millón de dólares por rescate por cada persona. Los 400 Mawozo comenzaron como ladrones locales de poca monta y se convirtieron en una de las pandillas más temidas de Haití, controlando una franja de campo al este de la capital, Puerto Príncipe, según expertos en seguridad.

El incidente ha centrado la atención mundial en el terrible problema del secuestro en Haití, que ha empeorado en medio de crisis económicas y políticas y una espiral de violencia.

En julio, el presidente Jovenel Moise fue asesinado y en septiembre el primer ministro disolvió el consejo electoral, posponiendo las elecciones previstas para noviembre. Aún no se ha fijado una nueva fecha.

A Estados Unidos le gustaría que el país avanzara hacia las elecciones, pero cree que primero se debe hacer más para mejorar la situación de seguridad y el diálogo interno, dijo el funcionario estadounidense.

(Por Matt Spetalnick y Trevor Hunnicutt, Editado en español por Juana Casas)

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.