EEUU no ha visto "amenaza específica o creíble" que pueda interferir en elecciones

Foto del martes de un centro de votación en Harrisburg, Pennsylvania

WASHINGTON/SAN FRANCISCO, 8 nov (Reuters) -Las autoridades estadounidenses no han detectado ninguna amenaza creíble dirigida a las máquinas de votación o los registros electorales del país durante las elecciones de mitad de término que se celebran el martes, dijo un funcionario federal de alto rango de seguridad cibernética.

"No existe una amenaza específica o creíble que pueda provocar una disrupción en la infraestructura electoral", afirmó el funcionario a la prensa durante una sesión informativa programada justo al comienzo de la jornada electoral.

El funcionario, que informó a los periodistas bajo condición de anonimato, dijo que eso no significa que no vaya a haber contratiempos.

Por ejemplo, las autoridades del condado de Mercer, en Nueva Jersey, dijeron en su página de Facebook que había "problemas con las máquinas de votación" y los trabajadores electorales estaban disponibles para ayudar a los votantes.

"Vemos problemas todos los días de elecciones", dijo el funcionario, hablando en términos generales. "Tales incidentes no afectarían la capacidad de una persona para emitir un voto o saber que su voto fue computado de forma precisa".

La seguridad electoral se ha convertido en un asunto clave en Estados Unidos después de que las autoridades descubrieron que Rusia interfirió en las elecciones de 2016 con una campaña de piratería informática y propaganda destinada a dañar las posibilidades de Hillary Clinton de ganar contra Donald Trump.

La Agencia de Seguridad de Infraestructura y Ciberseguridad (CISA, por sus siglas en inglés) estableció un Centro de Operaciones del Día de las Elecciones con socios del sector público y privado en todo el país para monitorizar los comicios, indicó en un comunicado el lunes.

"En los últimos años, los funcionarios electorales han tenido que lidiar con una creciente desinformación de adversarios extranjeros, lo que puede causar confusión sobre la infraestructura electoral y socavar la fe de los votantes en el proceso", dijo Kim Wyman, asesora principal de seguridad electoral de la CISA, en un comunicado la semana pasada.

"Ahora, cuando algo sale mal -y con 8.800 jurisdicciones electorales en todo el país, algo saldrá mal en alguna parte- lo inocuo puede parecer nefasto", agregó.

(Reporte de Zeba Siddiqui en San Francisco y Raphael Satter en Washington; editado en español por Carlos Serrano)