EEUU suspende acuerdo comercial con Myanmar tras golpe

PAUL WISEMAN
·1  min de lectura
Personas que protestan contra el golpe de Estado durante una movilización en Yangón, Myanmar, el 28 de marzo de 2021. (AP Foto)

WASHINGTON (AP) — Estados Unidos suspendió un acuerdo comercial con Myanmar hasta que se restablezca un gobierno democrático en el país del sudeste asiático luego del sangriento golpe de Estado del 1 de febrero.

El Ejército derrocó al gobierno electo, encarceló a la líder Aung San Suu Kyi y otros líderes civiles y mató y encarceló a manifestantes en el país también conocido como Birmania.

“Estados Unidos apoya al pueblo de Birmania en sus esfuerzos por restaurar un gobierno elegido democráticamente”, dijo el lunes la representante comercial estadounidense Katherine Tai en un comunicado. “Estados Unidos condena enérgicamente la brutal violencia de las fuerzas de seguridad birmanas contra la población civil. El asesinato de manifestantes pacíficos, estudiantes, trabajadores, líderes sindicales, médicos y niños ha conmocionado la conciencia de la comunidad internacional″.

La oficina de Tai dijo que Estados Unidos suspendería inmediatamente “todo compromiso con Birmania en virtud del Acuerdo Marco de Comercio e Inversión 2013”. Según el acuerdo, los dos países cooperaron en cuestiones de comercio e inversión en un esfuerzo por integrar a Myanmar en la economía mundial, una recompensa por la decisión de los militares de permitir el retorno a la democracia, una transición que terminó abruptamente con el golpe del mes pasado.

El anuncio de Tai el lunes no detiene el comercio entre los dos países. Países como Estados Unidos y Gran Bretaña han impuesto sanciones económicas por separado empresas de Myanmar.

El comercio bidireccional entre los dos países no es mucho: Myanmar el año pasado fue el 84º socio de Estados Unidos en el intercambio de bienes como automóviles y maquinaria. Las exportaciones de bienes estadounidenses a Birmania ascendieron a solo 338 millones de dólares, y las importaciones a 1.000 millones.

___

El periodista de The Associated Press Josh Boak contribuyó a este informe.