EEUU: Senadores republicanos detallan medidas fronterizas que quieren a cambio de ayuda para Ucrania

El líder republicano en el Senado Mitch McConnell habla con la prensa sobre el apoyo para Israel luego de una reunión a puerta cerrada en el Capitolio, el martes 31 de octubre de 2023, en Washington. (AP Foto/J. Scott Applewhite)

WASHINGTON (AP) — Los senadores republicanos han dado a conocer una extensa serie de propuestas de seguridad fronteriza como condición para enviar más ayuda a Ucrania, presentando un plan preliminar para reanudar la construcción del muro fronterizo con México, restringir la emisión de permisos humanitarios para quienes ingresen al país y establecer condiciones más difíciles para que los migrantes reciban asilo.

El presidente Joe Biden envió al Congreso el mes pasado una solicitud de 105.000 millones de dólares para ayudar a Ucrania e Israel, la cual incluía 14.000 millones de dólares para el manejo de la migración en la frontera sur de Estados Unidos. Pero los republicanos han dicho que las propuestas de la Casa Blanca son insuficientes y quieren vincular cambios en las políticas fronterizas con la ayuda para las guerras de esos dos países.

El líder republicano en el Senado, Mitch McConnell, no ha dicho si está a favor de la propuesta que dieron a conocer el lunes los senadores Lindsey Graham y Jim Lankford. Pero durante una entrevista el lunes con The Associated Press, McConnell señaló que ha estado discutiendo todo el paquete de asistencia con la Casa Blanca, incluidas las políticas fronterizas.

Añadir más seguridad para la frontera de Estados Unidos “es la mejor forma de sumar a nueve senadores republicanos”, dijo McConnell, en referencia al número de senadores del Partido Republicano que se necesitan para superar las tácticas dilatorias y aprobar la medida con 60 votos, asumiendo que se cuenta con el apoyo de todos los demócratas. McConnell, quien ha promovido activamente la ayuda para Ucrania, piensa que “cada uno de los republicanos en el Senado y la Cámara de Representantes" cree que la oleada de migrantes en un problema importante.

“No queremos dejar pasar la oportunidad de lidiar con uno de nuestros problemas que no costará casi nada”, declaró McConnell. “Al mismo tiempo, no creo que nos impida hacer lo que debemos hacer”.

Es poco probable que la propuesta republicana que se dio a conocer el lunes obtenga apoyo inmediato de los demócratas. Es muy similar a una iniciativa fronteriza que presentaron los republicanos y que se aprobó en mayo en la cámara baja, y omite algunas de las propuestas de Biden para ayudar a los migrantes que ya se encuentran dentro del país, pero podría ser considerada como una oferta inicial mientras los demócratas redactan una iniciativa que se base en la propuesta de Biden.

Los demócratas también buscan encontrar terreno en común sobre una medida de gastos que mantenga abierto al gobierno federal después del 17 de noviembre, cuando expira el financiamiento actual.

Existe un amplio apoyo bipartidista dentro del Congreso para brindar ayuda a Israel mientras éste libra una nueva guerra con Hamás. Pero cada vez hay más republicanos que han expresado recelo sobre enviar más dinero a Ucrania luego de año y medio de asistencia estadounidense, y han subrayado que reforzar las fronteras de Estados Unidos es tan importante como apoyar a su aliado en su guerra contra Rusia. La Cámara de Representantes aprobó la semana pasada un paquete de asistencia por más de 14.000 millones de dólares para Israel, y el nuevo presidente de la cámara baja, Mike Johnson, dijo que la Cámara de Representantes considerará a continuación una iniciativa que combine la asistencia para Ucrania y medidas fronterizas.

“No vamos a intentar proteger a otros países sin proteger el nuestro”, manifestó Lankford.

Pero llegar a un acuerdo en torno a la frontera no será sencillo, y fácilmente podría congelar la ayuda adicional para Ucrania, ya que la inmigración ha sido uno de los temas más irresolubles en el Congreso durante décadas. Los republicanos tienen la esperanza de que los demócratas sientan la presión política para aceptar algunas de sus propuestas fronterizas luego de que el mes pasado se registró un promedio de más de 8.000 cruces diarios, y mientras Biden — quien busca la reelección el próximo año — pasa problemas para lidiar con el aumento en el número de migrantes.

Lankford señaló que el secretario de Seguridad Nacional, Alejandro Mayorkas, indicó en una comparecencia la semana pasada que “el sistema de asilo debe reformarse de arriba abajo”.

Pero el presidente de la Comisión de Asuntos Jurídicos del Senado Dick Durbin, un demócrata que ha colaborado anteriormente con los republicanos en temas migratorios, dijo que la propuesta “no es un buen punto de partida”. Aseguró que la iniciativa pondría fin a la ayuda para algunos de los refugiados procedentes de Ucrania, Afganistán y otras naciones “a los que deberíamos estar ayudando, no deportando”.

Activistas por los derechos de los inmigrantes que han buscado soluciones más amplias en materia migratoria y fronteriza rechazaron tajantemente la propuesta republicana que dificultaría todavía más que los migrantes obtengan asilo, y reinstalaría algunas de las estrategias de la presidencia de Donald Trump.

Kerri Talbot, directora ejecutiva de Immigration Hub, dijo en un comunicado que “en un momento en el que necesitamos acciones y soluciones concretas para abordar los desafíos de la migración global, los senadores han ofrecido un conjunto redundante de recomendaciones que son crueles, imprácticas e innegociables”.

La propuesta republicana haría más difícil que los solicitantes de asilo demuestren durante su entrevista inicial que huyen de la persecución política, religiosa o racial. Mantendría a las familias detenidas en la frontera y obligaría a los migrantes a presentar sus solicitudes de asilo en un puerto oficial de entrada. También arremete contra la base de la estrategia fronteriza del gobierno federal de otorgar permisos condicionales humanitarios a los migrantes procedentes de países en conflicto.

Las leyes internacionales y de Estados Unidos les otorgan a los migrantes el derecho a solicitar asilo por persecución política, religiosa o racial, pero los conservadores afirman que muchas personas se aprovechan del sistema actual para vivir y trabajar en Estados Unidos mientras esperan a que se procesen sus solicitudes de asilo en los tribunales.

El paquete también renovaría algunas de las mismas políticas que buscó el expresidente Trump, como la construcción de muros a lo largo de la frontera sur.

La mayoría demócrata en el Senado tiene previsto presentar en los próximos días una iniciativa que esté basada en la solicitud de fondos de Biden, y hasta el momento se desconoce qué se incluirá en materia fronteriza. La Casa Blanca y McConnell han sido parte de esas discusiones y “esperamos poder dar con algo que todos podamos apoyar”, declaró McConnell.

___

La periodista de The Associated Press Colleen Long contribuyó a este despacho.