EEUU separará a familias inmigrantes sólo en ciertos casos

Por ALICIA A. CALDWELL
EEUU separará a familias inmigrantes sólo en ciertos casos

WASHINGTON (AP) — Las familias que son detenidas al entrar al país por la frontera sur de manera ilegal pueden permanecer juntas por lo general, dijo el miércoles el secretario de Seguridad Nacional de Estados Unidos, en un comentario que parece revertir declaraciones previas.

El secretario John Kelly también dejó claro que casi todos los inmigrantes que viven en Estados Unidos sin autorización son una prioridad para las autoridades migratorias.

"El punto inicial es el estatus ilegal y luego ver las prioridades", dijo Kelly a los miembros de las comisiones de Seguridad Nacional y Supervisión del Gobierno. "Ellos pueden ir tras una persona, conforme a la ley, si es que está en la lista porque son ilegales".

Kelly había dicho antes que los jóvenes inmigrantes que aprovecharon el programa administrativo del expresidente Barack Obama, que les da permiso de trabajo y los protege de deportación, no serían blanco de las autoridades migratorias a menos que se les expire el beneficio o cometan un delito. No habló sobre este grupo de inmigrantes al testificar el miércoles.

Durante su testimonio de casi dos horas ante los senadores, Kelly dijo que las familias detenidas cruzando la frontera de manera ilegal no serán separadas, a menos que la "situación del momento lo requiera". Citó como ejemplos casos en los que la madre está enferma o es adicta a drogas. Pero dijo que las separaciones no serán algo habitual.

Las declaraciones de Kelly contrastaron con comentarios que había hecho antes, de que su agencia estaba considerando la separación como instrumento de disuasión de la gente que quiere cruzar la frontera, en su mayoría proveniente de Centroamérica.

El mes pasado, 1.125 personas que viajaban en grupos familiares fueron detenidas al cruzar la frontera sur de manera ilegal, de acuerdo con Aduanas y Protección Fronteriza.

Las familias inmigrantes y los niños que viajaban sin compañía de un adulto han representado cientos de miles de arrestos en la frontera en años recientes, a veces abrumando a las autoridades federales.

Kelly puntualizó que no emitió una directriz por escrito para establecer la política a los agentes fronterizos, pero ha dicho a sus empleados que él debe de aprobar las separaciones en cuestión. En un intercambio tenso con la senadora Kamala Harris, demócrata de California, Kelly dijo que los agentes fronterizos no necesitan una política escrita porque él ha dado la orden verbalmente.

El general de cuatro estrellas de la Marina, quien está retirado, dijo que sus subalternos saben que deben de seguir sus órdenes aún si es que no están escritas. Y su estilo de liderazgo ya ha levantado la moral dentro de la agencia, agregó.

"Estamos cambiando eso; ya ha cambiado", dijo Kelly, en referencia a un sondeo del gobierno que halló que la moral del Departamento de Seguridad Nacional era una de las más bajas del gobierno. Kelly insinuó que la moral del departamento mejoró instantáneamente después de que el asumió las riendas de la agencia y se puso en práctica la visión del presidente Donald Trump sobre la aplicación de leyes migratorias.

"El mayor efecto para levantar la moral en los últimos 90 días es que los trabajadores ahora pueden hacer su trabajo", añadió.

Kelly también dijo que la fuerte disminución de gente que cruza la frontera ilegalmente se debe en parte a las políticas migratorias de Trump y los arrestos, ampliamente difundidos, de inmigrantes sin autorización. Los contrabandistas de personas también han aumentado el precio para traer a inmigrantes a la frontera desde Centroamérica, agregó.

Kelly también se dio crédito a sí mismo, diciendo que el total de gente que trata de cruzar la frontera hacia Estados Unidos también ha bajado debido a su intervención directa con funcionarios gubernamentales en Honduras, El Salvador y Guatemala, y a las conversaciones que tuvo con líderes de iglesias y otras personas en la región.

En su testimonio escrito, Kelly dijo que menos de 12.500 personas fueron capturadas en marzo tratando de cruzar ilegalmente la frontera. Fue la menor cantidad de arrestos registrada en la frontera en al menos 17 años.

El descenso en los arrestos es indicio de que menos personas están tratando de cruzar la frontera sin permiso.

___

Siga a Alicia A. Caldwell en www.twitter.com/acadlwellap