EEUU sanciona a dos funcionarios cercanos a presidente salvadoreño por corrupción

Imagen de archivo. Protesta en contra el gobierno del presidente salvadoreño Nayib Bukele en San Salvador

Por Gerardo Arbaiza

SAN SALVADOR, 9 dic (Reuters) - Estados Unidos anunció el viernes nuevas sanciones contra funcionarios centroamericanos acusados de posibles actos de corrupción en sus países, entre ellos, dos empleados públicos cercanos al presidente salvadoreño Nayib Bukele.

Con las designaciones, las autoridades estadounidenses buscan congelar los activos y prohibir el ingreso al país norteamericano de las personas señaladas y sus familiares, bajo la llamada Ley Magnitsky, que cancela visas a personajes por casos de corrupción y violaciones a derechos humanos.

Los designados son el ministro de Trabajo de El Salvador, Rolando Castro, y el secretario Jurídico de la Presidencia, Conan Castro, también hermano del presidente del Congreso, Ernesto Castro. Los hermanos Castro forman parte del círculo personal del presidente Bukele, según medios locales.

El ministro Rolando Castro fue designado por "apropiación indebida de fondos públicos para su propio beneficio", así como por manipulación de sindicatos para servir a propósitos políticos personajes y del actual gobierno, según un comunicado de la Oficina de Control de Activos Extranjeros (OFAC) del Departamento del Tesoro de Estados Unidos.

"Al pueblo de los Estados Unidos mi respeto y aprecio. A su gobierno les digo, ¡congelen mis cuentas bancarias en su país, les autorizo!", escribió el ministro en su cuenta de Twitter.

Por su parte, Conan Castro es señalado por obstrucción de investigaciones sobre malos manejos de recursos destinados al combate de la pandemia del coronavirus en 2020.

Ni la presidencia de El Salvador ni Castro respondieron a una solicitud de comentarios de Reuters.

En los últimos años, los gobiernos y funcionarios de El Salvador, Guatemala, Honduras y Nicaragua han sido señalados por Washington de favorecer a personajes vinculados a casos de corrupción y eliminar controles e investigaciones en su contra.

A fines del año pasado, el Tesoro estadounidense también sancionó a un puñado de funcionarios salvadoreños, entre ellos, la jefe de gabinete, Carolina Recinos.

La OFAC también sancionó a dos servidores públicos y un exministro de Guatemala.

A Allan Rodríguez, diputado del partido oficial Vamos y exoperador político del presidente Alejandro Giammattei en el legislativo, se le señala de facilitar y recibir sobornos a cambio de favorecer contratos públicos y aprobación de una ley.

Jorge Vargas, diputado del partido Unidad Nacional de la Esperanza (UNE) aliado del oficialismo, es señalado por el Tesoro estadounidense de liderar una red diseñada para controlar contratos y operaciones en puertos administrados por el gobierno para beneficio personal.

Por su parte, al exministro de Energía y Minas de Guatemala, Luis Alfonso Chang, se le acusó de pedir "sobornos y otros favores a cambio de no revocar una licencia de explotación petrolera".

Ninguno de los funcionarios respondió de inmediato a una solicitud de comentarios por parte de Reuters.

(Reporte de Gerardo Arbaiza en San Salvador; Reporte adicional de Sofía Menchú en Ciudad de Guatemala; Editado por Diego Oré)