EEUU revisa al alza crecimiento del tercer trimestre, pero el impulso se desvanece

Lucia Mutikani
·3  min de lectura
Una voluntaria del banco de alimentos Forgotten Harvest ayuda a elegir productos procesados para distribuirlos antes de Navidad en Warren, Michigan. Diciembre 21, 2020. REUTERS/Emily Elconin

Por Lucia Mutikani

WASHINGTON, 22 dic (Reuters) - La economía estadounidense creció a un ritmo récord en el tercer trimestre, impulsada por más de 3 billones de dólares en ayuda para la pandemia, confirmó el martes el Gobierno, pero pareció haber perdido impulso hacia fines del año debido a más casos de COVID-19 y a la disminución del estímulo fiscal.

La economía se hundió en una recesión en febrero y sigue estando un 3,4% por debajo de su nivel de finales de 2019. Estados Unidos está luchando con un resurgimiento de nuevos casos de coronavirus, con más de 17,78 millones de personas infectadas y más de 317.800 muertos, según un recuento de datos oficiales de Reuters.

Los gobiernos estatales y locales han vuelto a imponer restricciones a las empresas, recortando el gasto de los consumidores y desatando una nueva ola de despidos. La sombría situación se ha visto empeorada por el retraso del Congreso en proporcionar más ayuda a las empresas en dificultades y a los desempleados.

"Unas pocas décimas más de crecimiento en el tercer trimestre no serán suficientes con los cierres y restricciones de COVID-19 que probablemente afectarán mucho a la economía este invierno", dijo Chris Rupkey, economista jefe de MUFG en Nueva York.

"La única buena noticia es que los beneficios corporativos están repuntando más rápido de lo esperado (...) más beneficios significan que las compañías no tendrán que despedir a tantos trabajadores".

El producto interno bruto se recuperó a una tasa anualizada del 33,4% el pasado trimestre, dijo el Departamento de Comercio en su tercera estimación del PIB. El dato fue revisado ligeramente al alza desde el 33,1% reportado el mes pasado y reflejó un gasto más robusto de los consumidores y las empresas de lo que se había estimado antes.

La economía se contrajo a un ritmo del 31,4% en el trimestre de abril-junio, la caída brusca desde que el gobierno comenzó a llevar registros en 1947. Los economistas encuestados por Reuters esperaban que el PIB del tercer trimestre no mostrara cambios en la revisión.

Veintiún industrias lideradas por el sector automovilístico contribuyeron al crecimiento del PIB en el último trimestre.

El Congreso aprobó el lunes un paquete de rescate de 900.000 millones de dólares, que entregará pagos directos a la mayoría de los estadounidenses y mejorará los subsidios para los desempleados. Además, expandirá un programa de préstamos para pequeñas empresas y entregará dinero a escuelas, aerolíneas, sistemas de tránsito y distribución de vacunas.

Si bien el estímulo adicional proporcionará algún margen de maniobra, economistas han dicho que es insuficiente y un poco tardío, señalando que el paquete excluía la ayuda a los gobiernos estatales y locales, cuyos presupuestos han sido reducidos por la pandemia.

"La naturaleza de corto plazo de este alivio subraya la necesidad de un nuevo paquete de ayuda del nuevo Congreso, ya que claramente no es suficiente para sostener ni a los desempleados ni a las pequeñas empresas hasta que la pandemia termine", dijo David Kelly, estratega mundial jefe de JPMorgan Funds en Nueva York.

"La falta de más ayuda para los gobiernos estatales y locales aumenta la probabilidad de más despidos en este sector en los próximos meses".

(Reporte de Lucia Mutikani; Editado en español por Javier López de Lérida)