EEUU: Retraso en escrutinio, por muy buenas razones

KEVIN FREKING
·3  min de lectura
Empleados del condado Lehigh cuentas papeletas en Allentown, Pensilvania, el jueves 5 de noviembre de 2020, mientras prosigue el escrutinio de la elección general. (AP Foto/Mary Altaffer)
Empleados del condado Lehigh cuentas papeletas en Allentown, Pensilvania, el jueves 5 de noviembre de 2020, mientras prosigue el escrutinio de la elección general. (AP Foto/Mary Altaffer)

WASHINGTON (AP) — El lento escrutinio en las elecciones de este año en Estados Unidos ha generado críticas, pero refleja más que nada aspectos encomiables: un mayor entusiasmo de los electores y las medidas que los estados adoptaron para proteger a sus habitantes del COVID-19.

___

EL FACTOR ENTUSIASMO

Aun cuando el conteo de votos no se ha completado, el presidente Donald Trump rebasó fácilmente el número que obtuvo hace cuatro años: más de 70 millones hasta el momento, frente a los alrededor de 63 millones cuando ganó la contienda en 2016. Por su parte, el candidato demócrata Joe Biden ha obtenido 73,9 millones de votos en comparación con los 65,9 millones de Hillary Clinton.

En conjunto, aproximadamente 15 millones de electores más acudieron a las urnas en los recientes comicios presidenciales en comparación con hace cuatro años. Felicidades, estadounidenses.

___

EL FACTOR PANDEMIA

A fin de evitar largas filas de personas durante la pandemia, los estados decidieron facilitar el voto por correo y, por lo tanto, aumentó la seguridad para todos.

Estados como Minnesota, Carolina del Norte y Nevada ampliaron los plazos para la recepción de las papeletas. Nebraska y Iowa se sumaron a los estados que enviaron solicitudes de voto por correo a todos los electores empadronados. Nueva Jersey y California enviaron por correo las papeletas a todos los votantes registrados, las hubieran solicitado o no.

Millones de electores aceptaron la propuesta de los estados y optaron por votar por correo y no hacerlo en persona el día de los comicios. Para algunos estados, esto ha derivado en retrasos en la tabulación de los resultados porque a menudo es más tardado procesar los votos recibidos por correo que los depositados físicamente en las urnas.

___

EL FACTOR EXPERIENCIA

Algunos estados tuvieron un desempeño mucho mejor que otros en el procesamiento de las boletas electorales enviadas por correo.

Estados como Florida y Carolina del Norte aprendieron de la experiencia y permitieron a las autoridades electorales procesar las boletas enviadas por correo semanas antes de los comicios.

En Florida, los secretarios pueden comenzar a contar las papeletas 22 días antes de la elección. En Carolina del Norte, donde se comenzó cinco semanas antes de la elección, las juntas de condado insertan las papeletas aprobadas en una maquina contadora de votos, lo que permite una rápida tabulación el día de los comicios.

Sin embargo, otros estados como Michigan, Pensilvania y Wisconsin, todos con legisladoras bajo control republicano, decidieron en forma consciente esperar y no permitir que se contaran las papeletas enviadas por correo antes de la jornada electoral. Michigan permitió al final a las autoridades electorales procesar algunas papeletas un día antes, pero el conteo aún tuvo que esperar hasta el 3 de noviembre.

___

EL FACTOR PREDICTIBILIDAD

Cuando los legisladores estatales discutían cómo procesar las papeletas enviadas por correo hubo advertencias sobre lo que se vendría.

He aquí lo que Eugene DiGirolamo, comisionado republicano del condado Bucks, en Pensilvania, el cuarto condado más poblado del estado, dijo a The Associated Press dos semanas antes de las elecciones:

“Supongo que si sólo nos permiten comenzar el día de la elección, pasarán tres, cuatro, cinco días después de los comicios para que tengamos estas cosas escaneadas y contadas”, afirmó DiGirolamo. “Tengo mucho miedo de que Pensilvania vaya a verse muy mal, en especial si la elección para presidente está muy reñida y están a la espera de los resultados de estados cruciales como Pensilvania, la verdad”.