EEUU respalda distancia de un metro entre estudiantes, lo que podría ayudar a reabrir escuelas

Carl O'Donnell
·1  min de lectura
FOTO DE ARCHIVO. El personal docente de la escuela primaria Minors Lane se para en la entrada de la escuela mientras esperan que lleguen los autobuses escolares el primer día de regreso a la escuela, después de que se ajustaron las restricciones de la enfermedad por coronavirus (COVID-19), en Louisville, Kentucky, EEUU

Por Carl O'Donnell

19 mar (Reuters) - El Gobierno estadounidense actualizó el viernes sus guías de mitigación del COVID-19 para reducir la distancia aceptable entre los estudiantes que portan mascarillas hasta cerca de 1 metro, desde al menos 2 metros, lo que podría allanar el camino para que muchas escuelas reabran.

La nueva recomendación de los Centros para la Prevención y el Control de Enfermedades de Estados Unidos (CDC) representa una ayuda para la meta del Gobierno del presidente Joe Biden de reanudar las clases presenciales para millones de estudiantes de escuelas, sin generar rebrotes virales.

Muchas escuelas continúan con las clases remotas, más de un año después desde que el coronavirus desatara cierres extendidos de la actividad en Estados Unidos.

La nueva guía aplica para estudiantes desde el jardín hasta la escuela secundaria en zonas comunitarias con una transmisión baja y moderada de COVID-19.

Los estudiantes de primaria y secundaria en comunidades con altos niveles de contagio de COVID deberían permanecer a dos metros de distancia a menos que sus contactos diarios de jornada escolar estén limitados a un pequeño número de alumnos y profesores.

Los estudiantes deberían mantener los dos metros de distancia al interactuar con profesores y otro personal de la escuela, y cuando asistan a los casinos, dijeron los CDC.

Los CDC han estado bajo presión para relajar sus guías de las escuelas y su directora, Rochelle Walensky, dijo esta semana que la agencia estaba evaluando los datos, en parte respecto a un estudio de Massachusetts que sugirió que reducir los espacios de distancia social no había impactado en la transmisión del COVID.

(Reportes de Carl O'Donnell y Caroline Humer. Editado en español por Marion Giraldo)