EEUU rescinde norma sobre estudiantes extranjeros

COLLIN BINKLEY
1 / 2

EEUU-ESTUDIANTES INTERNACIONALES

La estudiante brasileña Natalia Alfonso, de 27 años, del Brooklyn College, hace declaraciones en una entrevista en Nueva York, el jueves 9 de julio de 2020. (AP Foto/Bebeto Matthews)

BOSTON (AP) — Ante ocho demandas federales y la oposición de centenares de universidades, el gobierno del presidente Donald Trump rescindió el martes una norma que habría obligado a estudiantes extranjeros a cambiar de escuela o abandonar el país si sus universidades impartían clases completamente por internet debido a la pandemia.

La decisión fue anunciada al inicio de una audiencia en una demanda federal en Boston presentada por la Universidad de Harvard y el Instituto de Tecnología de Massachusetts (MIT por sus siglas en inglés). La jueza federal Allison Burroughs dijo que las autoridades federales de inmigración aceptaron retirar la disposición del 6 de julio y “regresar al statu quo”.

Un abogado que representó al Departamento de Seguridad Nacional y al Servicio de Control de Inmigración y Aduanas (ICE, por sus siglas en inglés) sólo dijo que la descripción hecha por la jueza era correcta.

El anuncio tranquiliza a miles de estudiantes extranjeros que enfrentaban el riesgo de que los deportaran, así como a centenares de universidades que se apresuraban a revaluar sus planes para el otoño debido a la nueva medida. Con la cancelación de la política, el ICE regresará a una directriz de marzo que suspendió los límites ordinarios a la enseñanza en línea para estudiantes extranjeros.

El ICE no hizo declaraciones de momento sobre la decisión.

El rector del MIT dijo que la institución estaba satisfecha por el giro de los acontecimientos pero que está lista “para proteger a nuestros estudiantes de cualquier política arbitraria posterior”.

“Estos estudiantes nos hacen más fuertes, y nos perjudicamos cuando los alejamos de nosotros”, dijo el rector L. Rafael Reif en un comunicado. “Este caso también deja bastante claro que vidas reales están en juego en estos asuntos, con el potencial de un perjuicio real. Necesitamos abordar la elaboración de políticas con más humanidad, mas decencia, no con menos, en especial ahora”.

De acuerdo con la política, los estudiantes extranjeros habrían tenido prohibido tomar todos sus cursos en línea este otoño. No se habrían emitido nuevas visas para los alumnos cuyas escuelas tenían planeado impartir todas las clases en línea, como Harvard. Los estudiantes habrían enfrentado la deportación si no cambiaban de escuela o se iban del país de manera voluntaria.

Las autoridades de inmigración emitieron la política la semana pasada, dando marcha atrás a una disposición del 13 de marzo en la que se indicaba a las escuelas de educación superior que los límites relacionados con la educación en línea serían suspendidos durante la pandemia. Las autoridades universitarias consideraron que esa decisión se inscribía en los intentos de Trump de apremiar a las escuelas e instituciones de enseñanza superior del país a reabrir este otoño a pesar del aumento en los casos de coronavirus.

La política generó el rechazo de las instituciones de educación superior, más de 200 de las cuales firmaron documentos judiciales en apoyo a la impugnación de Harvard y el MIT. Las escuelas dijeron que la política pondría en peligro la seguridad de los estudiantes y las perjudicaría financieramente. Muchas escuelas de estudios superiores dependen de los pagos de los estudiantes extranjeros, y algunas corrían el peligro de perder millones de dólares en ingresos si la disposición se hubiera mantenido.

Harvard y el MIT fueron las primeros en impugnar la política, pero otras universidades y estados opuestos a esa medida presentaron al menos siete demandas federales más.

La decisión fue una buena noticia para los estudiantes que estaban nerviosos en todo el país.

“Me siento tranquila”, dijo Andrea Calderón, una estudiante ecuatoriana de 29 años que cursa una maestría en biología. “Habría sido un problema muy grande si hubiera tenido que irme del país”.

La estudiante del City College de Nueva York dijo que regresar a su país le habría dificultado terminar su tesis y buscar un doctorado. El servicio de internet es irregular en Ecuador y pasar por el proceso para regresar a Estados Unidos en un futuro sería demasiado costoso, agregó.

Rahul Lobo, de 19 años, originario de la India, dijo sentir “un enorme alivio”.

“Tal como es, estamos viviendo tiempos muy inciertos, y la reciente política del ICE sólo aumentó la incertidumbre”, dijo Lobo, estudiante de tercer año en la Universidad de Notre Dame. “De repente dejó de preocuparme si podría regresar al campus, sino más bien si podría terminar mis estudios en cuatro años”.

El Consejo Estadounidense de Educación, que representa a los rectores universitarios, elogió la cancelación de la disposición del ICE. El grupo dijo que la política estuvo equivocada desde el principio y causó un rechazo sin precedentes de los colegios.

“Nunca hubo un caso en el que tantas instituciones demandaran al gobierno federal”, declaró Terry Hartle, vicepresidente sénior del grupo. “En este caso, el gobierno ni siquiera intentó defender la política que había diseñado”.

Harvard y el MIT arguyeron que las autoridades de inmigración violaron las normas procesales cuando emitieron la disposición sin justificación ni permitir comentarios del público. También alegaron que la política contradecía la disposición del 13 de marzo del ICE en la que se indicaba a las escuelas que los límites actuales a la educación en línea serían suspendidos “por el tiempo que dure la emergencia”.

En la demanda se destacó que la declaración de emergencia nacional que hizo Trump no estaba revocada y que los casos de coronavirus están en aumento en algunas regiones.

Sin embargo, las autoridades de inmigración afirmaron que habían indicado a las escuelas desde el principio que cualquier disposición adoptada debido a la pandemia estaría sujeta a cambios. Dijeron que la disposición era congruente con una ley vigente que prohíbe a los estudiantes extranjeros tomar clases totalmente en línea. Las autoridades federales aseveraron que estaban siendo indulgentes porque permitirían a los estudiantes mantener sus visas aun si tomaban sus clases en línea desde el extranjero.

___

Las reporteras de The Associated Press, Carolyn Thojpson, en Buffalo, y Sophia Tareen, en Chicago, contribuyeron a este despacho.

Nuestro objetivo es crear una comunidad segura y respetuosa de cada uno de sus miembros. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad y mientras estamos trabajando en ello, hemos suspendido temporalmente los comentarios en artículos. Gracias por tu comprensión.