EEUU reporta leve baja en inflación de noviembre

Más destacado

WASHINGTON (AP) — Una reducción en el precio de la gasolina hizo bajar los precios al consumidor en noviembre en Estados Unidos y mantuvo tranquila la inflación, informó el gobierno el viernes.

El índice de precios al consumidor bajó 0,3% en noviembre respecto de octubre, informó el Departamento del Trabajo. El precio de la gasolina bajó 7,4%, su mayor descenso en casi cuatro años. Esto compensó un incremento de 0,2% en el costo de los alimentos.

En el último año, los precios al consumidor se han elevado 1,8%, comparado con el incremento de 2,2% que se reportó en los 12 meses que concluyeron en octubre.

La inflación subyacente, que no incluye los volátiles costos de la gasolina y los alimentos, fue de 0,1% en noviembre. Alcanzó 1,9% en el último año, debajo de la meta anual de 2% establecida por la Reserva Federal.

Un aumento en el alquiler de viviendas, las tarifas aéreas y los vehículos nuevos hizo subir a la inflación subyacente en noviembre. El costo de la ropa y los vehículos usados bajó.

"En términos simples, la inflación no es un problema", dijo Jim Baird, jefe de inversión en Plante Moran Financial Advisors. Una inflación baja "es un aspecto positivo real que debe dar modesto alivio a los hogares que lidian con un limitado crecimiento en sus ingresos".

El alto desempleo y el lento aumento de los salarios han hecho que las empresas eviten incrementar los precios. Muchas se preocupan de que los altos precios puedan alejar a los clientes. Esto mantuvo la inflación a raya.

Un modesto incremento en los precios deja a los consumidores más dinero para gastar, lo que puede impulsar el crecimiento económico. Una menor inflación también facilita a la Fed seguir con sus esfuerzos para reanimar la economía. Si el banco central estuviera preocupado por el rápido incremento de los precios, tal vez tendría que subir las tasas de interés.

El incremento en el precio de los alimentos fue menor de lo que esperaban los economistas. La sequía del verano en la zona central del país, que secó los cultivos de maíz y soya, ha presionado los precios. Pero el aumento no ha sido tan drástico hasta ahora. Los precios de los alimentos han subido 1,8% en los últimos 12 meses.

Algunos artículos han tenido importantes incrementos. La leche, el queso y otros productos lácteos han subido 0,8% en cada uno en los últimos dos meses. Esto podría ser reflejo del mayor costo del forraje para los animales, que por lo general incluye granos y soya.

Cargando...