EEUU reduce la calificación de la seguridad aérea de México

·4  min de lectura
Fotografía de archivo del 18 de noviembre de 2020 de un trabajador caminando frente a un Boeing 737 Max 9 con el logotipo de Aeroméxico antes de despegar del aeropuerto municipal de Renton, Washington. (AP Foto/Ted S. Warren, Archivo)

Las autoridades estadounidenses redujeron el martes la calificación de la seguridad aérea de México, una medida que impedirá que las aerolíneas mexicanas amplíen sus vuelos a Estados Unidos, justo en momentos en que los viajes se están recuperando de la pandemia de coronavirus.

La Administración Federal de Aviación de Estados Unidos (FAA por sus siglas en inglés) informó que bajó la calificación de México después de concluir que la nación no cumplió con los estándares establecidos por la Organización de Aviación Civil Internacional, un grupo de aviación de Naciones Unidas.

La degradación significa que las aerolíneas estadounidenses no podrán vender boletos para vuelos operados por aerolíneas mexicanas, un revés que afectará principalmente a Delta Air Lines, que tiene una alianza con Aeroméxico.

Delta dijo que su propio servicio a México no se ve afectado por la disminución de categoría, y que continuará operando con normalidad todos sus vuelos al país vecino. Sin embargo, podría tener que emitir boletos nuevos a los clientes que utilizaron Delta para reservar un vuelo operado por Aeroméxico.

Aeroméxico informó que sus vuelos no tendrán afectaciones y que trabajará con los reguladores mexicanos para revertir la reducción en la calificación.

“Para Aeroméxico, la seguridad es nuestra máxima prioridad y por ello continuaremos operando bajo los más altos estándares internacionales”, tuiteó la aerolínea.

En tanto, Volaris tuiteó que el ajuste de categoría estaba “relacionado a factores externos a las aerolíneas mexicanas”.

México ha sido, por mucho, el destino internacional más popular para los estadounidenses durante la pandemia de coronavirus. En los primeros dos meses del año, los estadounidenses realizaron más de 800.000 viajes a México, lo que representa el 42% de todos los viajes aéreos al extranjero realizados por estadounidenses en ese periodo, de acuerdo con cifras del Departamento de Comercio de Estados Unidos.

La mayoría de esos vuelos son operados por aerolíneas estadounidenses. Cinco aerolíneas mexicanas tienen programado operar 6.152 vuelos entre los dos países el próximo mes, lo que representa 27% del total, según datos de la empresa de investigación Cirium.

Las calificaciones de seguridad de la FAA a otras naciones están diseñadas para medir la supervisión de esos países a sus aerolíneas, pero no significan que las aerolíneas sean inseguras. La agencia dijo que aumentará el escrutinio de los vuelos mexicanos a Estados Unidos, pero que la reducción no afecta de momento a los vuelos actuales.

La decisión de la FAA de bajar a México de la “Categoría 1” a la “Categoría 2” lo coloca en un grupo de países que incluye a Bangladesh, Pakistán y Tailandia.

La FAA concluyó que el sistema de supervisión de México a sus compañías aéreas está por debajo de las normas establecidas por la Organización de Aviación Civil Internacional. Dichas normas abarcan una amplia gama de aspectos, como la experiencia técnica del organismo regulador, los procedimientos de inspección y el registro de datos.

La FAA dijo que examinó a la Agencia Federal de Aviación Civil de México (AFAC) entre octubre y febrero, y que encontró “varias áreas” de preocupación.

Por su parte, la Secretaría de Comunicaciones y Transportes de México mencionó en un comunicado emitido el martes que una reducción del personal a causa de la pandemia de coronavirus, que provocó una caída drástica en el número de vuelos, puede haber jugado un papel en la decisión de la FAA.

“La revisión (de Estados Unidos) fue aplicada en el mes de octubre, cuando la AFAC operaba apenas con una cuarta parte de su personal y en medio del importante rebrote de la pandemia de COVID-19”, señaló la SCT. “No obstante, esta dependencia actuó con responsabilidad para atender todas las observaciones presentadas por las autoridades norteamericanas”, agregó.

De momento no estaba claro si el bajo nivel de personal era debido a que los empleados se reportaron enfermos o si fueron despedidos durante la pandemia.

Pero si fue debido a medidas adoptadas para reducir gastos durante la pandemia, podría ser la muestra más visible hasta la fecha de los costos reales de la obsesión del presidente Andrés Manuel López Obrador por recortar el gasto público.

La SCT dijo que México continuaría adhiriéndose a los estándares internacionales de seguridad y que está comprometida a recuperar su anterior calificación de Categoría 1.

Los directivos de las aerolíneas estadounidenses se enteraron recientemente de la posible reducción de la calificación, pero tenían la esperanza de que las autoridades mexicanas y la FAA resolvieran sus diferencias. Hace más de una década, la FAA consideró reducir la calificación de Israel, pero se abstuvo de hacerlo luego de que la nación tomó medidas para tranquilizar a la FAA sobre su supervisión de la aviación.

___

El periodista de The Associated Press Mark Stevenson en la Ciudad de México contribuyó a este despacho.