EEUU: Propuesta migratoria demócrata sufre nuevo revés

·3  min de lectura

La parlamentaria del Senado informó el miércoles a los demócratas que su más reciente propuesta para ayudar a millones de inmigrantes a quedarse permanentemente en Estados Unidos no puede incluirse en su iniciativa social y ambiental por 3,5 billones de dólares, lo que representa un nuevo revés al partido en este tema.

“Es desafortunado. No estoy de acuerdo con ella”, dijo el senador demócrata Bob Menendez uno de los principales defensores de la inmigración dentro del partido, al referirse a la decisión de Elizabeth MacDonough, árbitra apartidista de la cámara alta.

La redacción que fue rechazada habría permitido que los inmigrantes que llegaron a Estados Unidos antes de 2010 pudieran quedarse de forma permanente si cumplían con otras condiciones, lo que habría beneficiado a 8 millones de personas, dijo una persona al tanto del plan y que habló bajo condición de anonimato.

Para muchos progresistas y activistas en favor de la migración, uno de los principales objetivos de la iniciativa de 3,5 billones de dólares ha sido incluir una oportunidad para la residencia permanente, y posiblemente la naturalización, para millones de inmigrantes.

El presidente Joe Biden propuso a principios de este año buscar la manera de brindar ese recurso a 11 millones de inmigrantes. Aunque la Cámara de Representantes ha aprobado medidas para ayudar a algunos de ellos, los republicanos han trabado dichas iniciativas en el Senado, y las negociaciones bipartidistas para encontrar un punto medio han fracasado.

Debido a ese bloqueo, los demócratas han intentado incluir sus disposiciones migratorias dentro de la medida de 3,5 billones de dólares, ya que cuenta con protecciones especiales para evitar que los republicanos utilicen tácticas dilatorias para cerrarle el paso a la iniciativa.

Menendez y otros legisladores señalaron que le presentarán a MacDonough nuevas alternativas en materia de inmigración. No dio a conocer detalles, y de momento se desconocen las posibilidades de éxito de una nueva propuesta demócrata.

El senador también lanzó una amenaza a la comunidad empresarial. Menendez dijo que si el Congreso no puede ayudar a los inmigrantes a permanecer en Estados Unidos, él se opondrá a futuros cambios migratorios que beneficien a las empresas.

Cuestionado sobre si otros senadores comparten esa visión, Menendez respondió: “En un Senado dividido 50-50, esa es la única opinión que importa”.

La nueva propuesta demócrata rechazada involucraba cambios a la Ley de Registros de 1929. El Congreso cambió por última vez la fecha en esa ley en 1986, cuando indicaba que los migrantes que llegaron a Estados Unidos antes del 1 de enero de 1972 podían ser elegibles para el estatus de permanencia legal.

Hace unas semanas, MacDonough rechazó una propuesta demócrata para otorgar estatus de permanencia legal a los inmigrantes conocidos como “dreamers” —aquellos que fueron traídos al país durante su infancia_, a trabajadores agrícolas y esenciales, y a aquellos que huyeron de ciertos países asediados por la violencia o desastres naturales. También pudo haber beneficiado a 8 millones de personas, según cálculos de la Oficina de Asuntos Presupuestarios del Congreso.

MacDonough dictaminó que la propuesta inicial de los demócratas violaba las reglas del Senado que permiten cierta redacción en iniciativas fiscales especiales — como el paquete por 3,5 billones de dólares — sólo si su impacto primario es en el presupuesto federal y no en las políticas de gobierno.

El plan más reciente tenía apenas diferencias “menores” respecto al anterior, escribió MacDonough, según información a la que The Associated Press tuvo acceso.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.