EEUU: Proinmigrantes cierran local de Wells Fargo

OAKLAND, California, EE.UU. (AP) — Una sucursal del banco Wells Fargo en el centro de Oakland cerró sus puertas el sábado debido a que manifestantes a favor de los derechos de los inmigrantes abarrotaron la entrada para condenar las relaciones del grupo financiero con empresas privadas que administran centros de detención de personas que estaban sin permiso en el país.

Más de 100 manifestantes marcharon la mañana del sábado una cuadra desde el campamento 'Ocupemos Oakland', la rama local del movimiento 'Ocupemos Wall Street', hasta la sucursal bancaria.

Unos pocos manifestantes forcejearon brevemente con los guardias de seguridad del banco, quienes se pararon frente a la entrada cerrada con llave. La policía estaba en el lugar pero no hizo ningún arresto.

Los manifestantes, que llevaban carteles con lemas como "¿A Quién deportaría Jesús?", corearon "¿Quién cerró el banco? ¡Nosotros cerramos el banco!" mientras varios clientes fueron rechazados.

Un puñado de clientes atrapados en el interior cuando llegaron los manifestantes fueron escoltados para salir por la parte trasera, dijo Jim Foley, presidente regional de Wells Fargo.

La protesta se produjo el mismo día en que manifestantes en todo el país instan a la gente a cerrar sus cuentas en los principales bancos.

Los manifestantes de Oakland instaron el sábado a los clientes a cerrar sus cuentas por las inversiones de Wells Fargo en fondos de inversión que tienen acciones en compañías que administran centros en los que los inmigrantes son retenidos antes de su deportación.

La larga campaña nacional dirigida por grupos de derechos de los inmigrantes contra el banco comenzó mucho antes que las protestas de 'Ocupemos Wall Street'. Pero el organizador de la protesta Pablo Paredes dijo que la causa representaba una buena manera de conectar a la comunidad inmigrante con el movimiento.

"Este movimiento 'Ocupemos' es muy emocionante", dijo Paredes. "Hasta ahora ha sido difícil para la comunidad latina, la comunidad inmigrante, encontrar una vía de acceso."

Wells Fargo no invierte directamente en las empresas que administran centros de detención, pero posee fondos de inversión que lo hacen, dijo Foley.

Los manifestantes llegaron al banco hacia las 10:30 de la mañana. La sucursal normalmente abre los sábados hasta la 1 de la tarde, pero los funcionarios decidieron que debía permanecer cerrada para garantizar la seguridad de los trabajadores y clientes del banco, dijo Foley.

Cargando...