EEUU prohíbe envíos de aceite de palma de productor malasio

MARGIE MASON y ROBIN McDOWELL
·2  min de lectura

Estados Unidos anunció el miércoles que prohibirá todos los envíos de aceite de palma de uno de los mayores productores del mundo después de encontrar indicadores de trabajos forzados y otros abusos en las plantaciones que alimentan las cadenas de suministro de algunas de las empresas de alimentos y cosméticos más famosas del país.

La orden contra Sime Darby Plantation Berhad, con sede en Malasia, y sus subsidiarias locales, empresas conjuntas y afiliadas, siguió a una intensa investigación de varios meses por parte de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza de Estados Unidos, dijo Ana Hinojosa, una de las directoras ejecutivas de la agencia.

Hinojosa dijo que los hallazgos “indican razonablemente” abusos contra los trabajadores que incluyen violencia física y sexual, restricción de movimiento, intimidación y amenazas, servidumbre por deudas, retención de salarios y horas extras excesivas. Algunos de los problemas parecían ser sistémicos, dijo, pues ocurren en numerosas plantaciones del país.

“Los importadores deben saber que existen riesgos legales, financieros y de reputación asociados con la importación en Estados Unidos de bienes fabricados mediante trabajos forzosos”, dijo Hinojosa en una rueda de prensa telefónica.

Hace tres meses, el gobierno estadounidense impuso la misma prohibición a otro gigante del aceite de palma de Malasia, FGV Holdings Berhad, por motivos de trabajos forzosos.

Las medidas, provocadas por peticiones presentadas por grupos sin fines de lucro y un bufete de abogados, se produjeron a raíz de una investigación de The Associated Press sobre los abusos laborales en las plantaciones de Malasia y la vecina Indonesia, que en conjunto producen un 85% del aceite vegetal más consumido en el mundo, un mercado valuado en 65.000 millones de dólares.

El aceite de palma se puede encontrar en casi la mitad de los productos en los estantes de los supermercados y en la mayoría de las marcas de cosméticos. Se encuentra en pinturas, madera contrachapada, pesticidas, alimentos para animales, biocombustibles e incluso desinfectante de manos.