EEUU precisa reanudar inspecciones de armas nucleares con Rusia antes de nuevas charlas al respecto

·2  min de lectura
FOTO DE ARCHIVO: Banderas de Rusia y Estados Unidos en la Misión de Estados Unidos en Ginebra,

Por Jonathan Landay y Simon Lewis

WASHINGTON, 1 sep (Reuters) - La administración del presidente de Estados Unidos, Joe Biden, dijo el jueves que no puede mantener conversaciones con Moscú sobre un tratado que sustituya al último pacto ruso-estadounidense, que limita las armas nucleares estratégicas, hasta que se reanuden las inspecciones de los emplazamientos de armas nucleares de ambos países que actualmente están en pausa.

"El primer paso es reanudar las inspecciones en el marco del actual Nuevo Tratado START y hemos estado tratando de trabajar con los rusos hacia ese fin", dijo un portavoz del Consejo de Seguridad Nacional de la Casa Blanca en un correo electrónico a Reuters, en referencia al Nuevo Tratado de Reducción de Armas Estratégicas que ambos países firmaron en 2010.

Un portavoz del Departamento de Estado hizo una comunicado similar en otro correo electrónico.

Ambos países acordaron en marzo de 2020 suspender las inspecciones de los emplazamientos de armas nucleares

estratégicas de la otra parte debido a la pandemia del COVID-19.

Las conversaciones del último año sobre la reanudación de las inspecciones no han dado lugar a un acuerdo, mientras que las tensiones por la invasión rusa de Ucrania han llevado las relaciones a su nivel más áspero desde la Guerra Fría.

Los portavoces estadounidenses respondían a las informaciones de la agencia de noticias estatal rusa de esta semana, que citaban a representantes del país diciendo que las partes estaban discutiendo una posible reunión de una comisión consultiva en la que discutirían cuestiones relacionadas con el Nuevo START.

Estados Unidos está dispuesto a trabajar con Rusia dentro de la comisión "para resolver los problemas de implementación" y no ve "ninguna razón por la que estas cuestiones no puedan resolverse adecuadamente", dijo el portavoz del NSC.

Cada parte puede llevar a cabo hasta 18 inspecciones anuales de los emplazamientos de armas nucleares estratégicas para asegurarse de que la otra cumple los límites del tratado.

(Reporte de Jonathan Landay y Simon Lewis en Washington; Editado en español por Aida Peláez-Fernández)