EEUU: Panameño recibe 5 años de cárcel por dopar caballos

·2  min de lectura

NUEVA YORK (AP) — Un prominente entrenador de caballos de carreras panameño fue sentenciado el viernes a cinco años de cárcel por inyectar a los animales sustancias ilegales que aumentaban su rendimiento y que le hicieron ganar millones de dólares.

La jueza Mary Kay Vyskocil, de la corte federal de Manhattan, impuso la sentencia a Jorge Navarro, un personaje reconocido en el mundo hípico por numerosas victorias en los circuitos estadounidenses.

La jueza ordenó que Navarro pague además más de 25 millones de dólares en compensación a las víctimas, en este caso, los dueños de los caballos que perdieron en carreras en las que competían los caballos de Navarro.

El panameño daba pastillas, inyectaba y pedía a veterinarios que inyectaran sustancias no aprobadas por la Administración de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos (FDA) a los caballos, algunos de los cuales murieron tras varias carreras.

“Alguien que ama a los caballos no actúa de la forma en que usted actuó,” le dijo la juez Vyskocil a Navarro. “Yo creo que usted es un entrenador experto, pero creo que en un momento de su carrera se volvió avaricioso”.

Vestido en un traje gris oscuro, Navarro pidió perdón a la jueza durante la audiencia del viernes entre lágrimas. En la sala también se oían los sollozos de su esposa, hijos y otros familiares.

“Sólo me importaba ganar”, dijo. “No pensé en las consecuencias. Sólo deseo que pudiera ir atrás en el tiempo y cambiar a la persona en la que me convertí”.

Navarro se declaró culpable en agosto de un cargo de dopaje, en un caso que ha involucrado a otras 28 personas, incluidos veterinarios, asistentes de entrenadores y dueños de caballos.

“Debería haberme retirado en lugar de hacer pasar a mi familia por esto", siguió Navarro. “Iré a prisión y seré deportado a un país donde no tengo a nadie”.

El panameño llegó a Estados Unidos en 1987, cuando tenía 13 años, y fue introducido a la hípica por su padrastro. Según publicaciones especializadas, los caballos de Navarro ganaron 1.224 carreras, lo que supuso ganancias para él por unos 34 millones de dólares.

Sus 12 años como entrenador terminaron de forma abrupta cuando fue arrestado en marzo de 2020. Quedó en libertad bajo fianza. La jueza Vyskocil ordenó que pase esta Navidad con su familia e ingrese en prisión en unos 60 días.

Navarro, que tenía residencia permanente en Estados Unidos, nunca se naturalizó, por lo que será deportado a Panamá tras pasar su tiempo en la cárcel. Su abogado solicitó que se tratara de una prisión en Florida para que su familia pueda visitarlo.

Vyskocil también lo sentenció a tres años de libertad condicional tras su tiempo en prisión y a una sanción de 70.000 dólares.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.