EEUU no tiene paciencia infinita sobre reanudación conversaciones Venezuela: funcionario

·2  min de lectura
FOTO DE ARCHIVO. El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, habla durante una reunión por el 62 aniversario de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP), en el Palacio de Miraflores, Caracas, Venezuela

Por Timothy Gardner

WASHINGTON, 15 sep (Reuters) - Un funcionario del Departamento de Estado de Estados Unidos presionó al presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, en una audiencia en el Congreso el jueves, y amenazó con más sanciones si no se reanudan las conversaciones con la oposición que buscan resolver la prolongada crisis política y económica del país.

Los diálogos entre Maduro y el líder opositor Juan Guaidó se llevaron a cabo por última vez en la Ciudad de México el año pasado, pero dieron poco resultado.

El gobierno del presidente Joe Biden reconoce a Guaidó como el líder legítimo de Venezuela, después de haber considerado la reelección de Maduro en 2018 como una farsa. Maduro, un socialista, permanece en el poder a pesar de las duras sanciones de Estados Unidos a su industria petrolera.

"Nicolás Maduro... está cometiendo un error crítico si piensa que nuestra paciencia es infinita y que las tácticas dilatorias le servirán", dijo Brian Nichols, secretario de Estado adjunto para Asuntos del Hemisferio Occidental.

"Estamos preparados para responder con sanciones y para tomar medidas integrales", si las conversaciones no avanzan, agregó Nichols en el Comité de Relaciones Exteriores del Senado.

El senador Bob Menéndez, demócrata y presidente del comité, dijo que Venezuela se está hundiendo cada vez más en una crisis, con un tráfico de drogas y una corrupción desenfrenados.

"Hasta donde puedo discernir, Maduro no ha hecho ninguna concesión significativa o (tomado) medidas concretas para volver a las negociaciones en Ciudad de México", dijo Menéndez. "Mientras tanto, ha convertido a la nación en un narcoestado, ha construido su patrimonio nacional y no pasa nada", agregó.

Las sanciones estadounidenses a la comercialización del petróleo venezolano son como un "tamiz" con países como Turquía, Rusia y China que las sortean "con impunidad".

Nichols dijo que la administración usaría sanciones y aplicaciones de leyes, y además, trabajaría con socios de todo el mundo para garantizar que el régimen no asegure acceso a los activos que actualmente están congelados bajo las sanciones de Estados Unidos.

Nichols, quien viajó a México esta semana, dijo que él y otros diplomáticos estadounidenses y "aliados clave" tuvieron una reunión sobre Venezuela el miércoles y que Estados Unidos también está en estrecho contacto con Maduro y la oposición.

(Reporte de Timothy Gardner. Reporte adicional de Patricia Zengerle)