EEUU dice que todas las opciones están sobre la mesa para Afganistán

David Shepardson
·2  min de lectura
Imagen de archivo de un policía afgano inspeccionando el lugar de una explosión con bomba en Kabul, Afganistán.

Por David Shepardson

WASHINGTON, 7 mar (Reuters) - El gobierno de Estados Unidos dijo el domingo que todas las opciones permanecen sobre la mesa para sus 2.500 soldados restantes en Afganistán, al tiempo que indicó que no ha tomado decisiones sobre su compromiso militar después del 1 de mayo.

Los comentarios del Departamento de Estado se produjeron tras surgir informes de que el secretario de Estado, Antony Blinken, había hecho un nuevo impulso urgente para un esfuerzo de paz liderado por Naciones Unidas que incluya una advertencia de que el ejército estadounidense estudia salir de Afganistán para el 1 de mayo.

En una carta al presidente afgano Ashraf Ghani publicada por TOLOnews, un medio de comunicación afgano, y confirmada en un reporte de The New York Times, Blinken dijo que Estados Unidos está "considerando la retirada total de las fuerzas antes del 1 de mayo, mientras consideramos otras opciones".

Una portavoz del Departamento de Estado se negó a confirmar la veracidad de la carta, pero dijo el domingo que Washington "no ha tomado ninguna decisión sobre la situación de nuestras fuerzas en Afganistán después del 1 de mayo. Todas las opciones siguen sobre la mesa".

Según la carta, Estados Unidos está llevando a cabo esfuerzos diplomáticos de alto nivel "para mover los asuntos de manera más fundamental y rápida hacia un acuerdo y un alto el fuego permanente y completo".

La misiva decía que Estados Unidos pedirá a la ONU que convoque a los ministros de Relaciones Exteriores y enviados de Rusia, China, Pakistán, Irán, India y Estados Unidos "para discutir un enfoque unificado para apoyar la paz en Afganistán".

Asimismo, añadía que Estados Unidos pedirá a Turquía que organice una reunión de alto nivel de "ambas partes en las próximas semanas para finalizar un acuerdo de paz". La carta decía que la propuesta de reducción de la violencia en 90 días tiene "la intención de evitar una ofensiva de primavera (boreal) de los talibanes".

Blinken indicaba que, en caso de una retirada militar de Estados Unidos, le preocupaba que "la situación de seguridad empeorara y que los talibanes pudieran lograr ganancias territoriales rápidas", agregando que esperaba que Ghani "entendiera la urgencia de mi tono".

(Editado en español por Carlos Serrano)