EEUU: Mujer indígena confirmada como secretaria del Interior

MATTHEW DALY
·2  min de lectura
ARCHIVO - En esta fotografía de archivo del 23 de febrero de 2021, la representante Deb Haaland, nominada a secretaria del Interior, habla durante su audiencia de confirmación en el Capitolio, en Washington. (Jim Watson/Pool vía AP, archivo)

WASHINGTON (AP) — El Senado confirmó el lunes a la representante de Nuevo México Deb Haaland como secretaria del Interior, con lo que se convirtió en la primera indígena estadounidense en encabezar un departamento federal y la primera en dirigir a la agencia que ha ejercido influencia sobre las tribus de Estados Unidos durante casi dos siglos.

Haaland, de 60 años, fue confirmada por 51 votos a favor y 40 en contra.

Los demócratas y grupos tribales elogiaron su confirmación, a la que consideraron histórica, y señalaron que el hecho de que haya sido seleccionada significa que los pueblos indígenas —que vivían en Norteamérica antes de la fundación de Estados Unidos— por primera vez verán a un indígena estadounidense encabezar el poderoso departamento donde se toman las decisiones sobre las relaciones con las casi 600 tribus reconocidas a nivel federal. El Departamento del Interior también supervisa múltiples asuntos más, incluyendo los parques nacionales, la obtención de energía en terrenos y aguas públicas, y las especies en peligro de extinción.

“La confirmación de la representante Haaland representa un paso gigantesco en la creación de un gobierno que represente a toda la riqueza y diversidad de este país", dijo Chuck Schumer, líder de la mayoría demócrata en el Senado.

“Por demasiado tiempo los indígenas estadounidenses han sido marginados al nivel del gabinete y en muchos otros sitios", agregó.

La nominación de Haaland ha sido seguida muy de cerca por comunidades tribales en todo el país. Algunas reuniones virtuales atrajeron a cientos de personas para ver su audiencia de confirmación el mes pasado, la cual se extendió por dos días.

Muchos indígenas estadounidenses ven a Haaland como alguien que hará que sus voces sean escuchadas y protegerá el medio ambiente y los derechos de las tribus. Su selección rompe un patrón de dos siglos en el que funcionarios no indígenas, varones en su mayoría, se han desempeñado como el funcionario federal de más alto rango a cargo de los asuntos de los indígenas estadounidenses.