EEUU: Juez rechaza fianza a expresidente peruano Toledo

OLGA R. RODRÍGUEZ
En esta imagen del 24 de mayo de 2018, el expresidente peruano Alejandro Toledo durante un discurso en Naciones Unidas. (AP Foto/Mary Altaffer, Archivo)

SAN FRANCISCO (AP) — Un juez federal en San Francisco le negó el jueves libertad bajo fianza al expresidente peruano Alejandro Toledo durante una audiencia que concluyó con un arrebato de su esposa, quien comenzó a gritarles a los fiscales y tuvo que ser sacada a rastras del tribunal.

Por segunda ocasión, el juez Thomas S. Hixon negó fianza a Toledo, quien es buscado en su país por un escándalo de corrupción.

“El doctor Toledo no presentó pruebas para demostrar que no existe el riesgo de que se dará a la fuga, así que mantendré la orden de detención”, dijo Hixson.

Poco después, la esposa de Toledo, Eliane Karp, comenzó a insultar y gritar a los fiscales, diciendo que serían “personalmente responsables de su muerte”, por lo que fue sacada a la fuerza del tribunal.

“¡Es la vida de un hombre, maldita sea! ¡Lo están matando!”, grito Karp.

Tres días después del arresto de Toledo el 16 de julio en su casa en Menlo Park, Hixson ordenó que permaneciera detenido argumentado que si huía “sería una seria falla diplomática de Estados Unidos por no estar a la altura de las obligaciones de su tratado con Perú”.

Desde su arresto, Toledo ha estado en confinamiento solitario en la cárcel de Santa Rita en el condado Alameda. Su abogado, Graham Archer, pidió que el expresidente fuera liberado bajo fianza y puesto bajo arresto domiciliario, ya que la salud mental del exmandatario de 73 años se ha deteriorado.

“Es una vergüenza que lleve aquí dos meses”, dijo Archer. “La idea de que como país nos mostramos al mundo externo deteniendo a un ex jefe de Estado no violento en confinamiento solitario durante un proceso de extradición, creo que eso sería diplomáticamente inaceptable”.

Archer dijo que Toledo estaba al tanto del intento de extraditarlo desde principios de 2017 y que no había intentado huir de California, en donde vivía como residente permanente legal y en donde tenía un grupo de viejos amigos, entre ellos profesores de la Universidad de Stanford, que están dispuestos a dar dinero y sus casas en garantía para cubrir una fianza de un millón de dólares.

La fiscal federal Elise LaPunzina dijo que el plan de fianza presentado por sus abogados y pagado por amigos, “para nada es adecuado”.

“El señor Toledo y su esposa no dan nada (para la fianza)”, dijo LaPunzina.

“Sí discrepamos en cuanto a sus bienes. Hay millones de dólares que no están contabilizados”, dijo LaPunzina, y agregó que un portafolio con 40.000 dólares en efectivo fue hallado en la casa de Toledo durante su arresto. La pareja pagaba 6.400 dólares al mes de renta, hacía viajes frecuentes a Washington y paga varios abogados, señaló. Archer, el abogado de Toledo en el caso de extradición, es defensor público.

En una audiencia de agosto, Hixson pidió a los fiscales presentarle otras opciones de detención, diciendo que la situación de Toledo “no es una buena” y podría significar “confinamiento solitario durante varios años”.

LaPunzina dijo que podrían albergarlo en una unidad de la cárcel alejada de la población general, pero con otros reclusos que cómo él “tienen que ser vigilados más de cerca”.

El juez programó una nueva audiencia para el 17 de octubre.

El gobierno peruano pidió la extradición de Toledo hace unos meses para que fuera enjuiciado por cargos de tráfico de influencias y lavado de dinero.

Hasta 2017 fue profesor visitante en la Universidad de Stanford, aunque la institución dijo que era un puesto sin sueldo. Había estado viviendo cerca de la institución y también se dedicaba a escribir un libro.

Los cargos derivan de las acusaciones de haber recibido 20 millones de dólares en sobornos de Odebrecht, una compañía brasileña al centro del escándalo de corrupción más grande de Latinoamérica.

Toledo, quien afirma ser inocente, fue presidente de Perú de 2001 a 2006.

El escándalo de Odebrecht también afectó a otros tres expresidentes peruanos.

En abril, el exmandatario Alan García se suicidó con un disparo en la cabeza cuando agentes lo esperaban para arrestarlo por una investigación de corrupción vinculada con el escándalo. El exmandatario Ollanta Humala, quien gobernó de 2011 a 2016, y su esposa, pasaron nueve meses en prisión, y Pedro Pablo Kuczynski, quien dejó el cargo el año pasado, se encuentra bajo arresto domiciliario.