EEUU indica a Israel que adoptará otras opciones si falla diplomacia con Irán

Washington, 27 ago (EFE News).- El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, afirmó este viernes ante el primer ministro israelí, Naftali Benet, que su país adoptará otras opciones si fracasa la vía diplomática con Irán, el gran enemigo de Israel.

Las negociaciones para reactivar el acuerdo nuclear con la República Islámica, a las que Israel se opone, centraron el encuentro de este viernes en la Casa Blanca entre ambos líderes, en el primer viaje oficial de Benet desde que ocupa el cargo.

En declaraciones a periodistas antes del inicio de la reunión, Biden le dejó claro a Benet que quiere dar prioridad a la vía diplomática antes de considerar otras alternativas.

"Pongamos primero la diplomacia y veamos a dónde nos lleva. Si la diplomacia fracasa, estamos listos para regresar a otras opciones", indicó el mandatario estadounidense.

UN COMPROMISO COMPARTIDO: QUE IRÁN NO LOGRE ARMAS NUCLEARES

Aun así, Biden subrayó el compromiso compartido con Israel de que Irán "nunca desarrolle una arma nuclear".

La coalición liderada por Benet -igual que el anterior Gobierno de Benjamin Netanyahu- se opone fervientemente al acuerdo nuclear de 2015 entre Irán y el G5+1 (Alemania, EE.UU., China, Francia, Reino Unido y Rusia), al que Biden plantea reintegrarse después de que el Gobierno de su predecesor Donald Trump (2017-2021) retirara a EE.UU. del pacto en 2018.

Irán y las potencias que quedan en el pacto, más la Unión Europea (UE), han estado negociando en Viena desde comienzos de abril para que EE.UU., que participa en las conversaciones de manera indirecta, regrese al acuerdo y Teherán lo cumpla de forma íntegra.

Interrogada más tarde sobre cuáles serían esas opciones, la portavoz de la Casa Blanca, Jen Psaki, dijo en su rueda de prensa diaria que hay varias alternativas sobre la mesa, aunque la "primera preferencia" y prioridad es la vía diplomática.

Por su parte, Benet celebró las palabras de Biden sobre la posibilidad de que haya otras opciones si no funciona la diplomacia y de que Irán "nunca podrá adquirir una arma nuclear".

En ese sentido, advirtió de que si un "régimen islámico radical" adquiriera armamento nuclear sería una pesadilla atómica mundial.

"Irán es el primer exportador del mundo de terror, inestabilidad y violaciones de derechos humanos, y mientras estamos aquí sentados ahora, los iraníes están usando las centrifugadoras en (las centrales nucleares de) Natanz y Fordow. Tenemos que pararlo", clamó.

Benet agradeció también a Biden la ayuda de EE.UU. en la región, donde "hacerlo bien no es suficiente": "Israel tiene que ser fuerte para hacerlo bien".

En ese sentido, recordó que no hay que perder de vista el hecho de que su país "está en el vecindario más duro del mundo", con el grupo Estado Islámico (EI) en su frontera sur, la organización chií libanesa Hizbulá en el límite norte y con "milicias iraníes, la Yihad Islámica y Hamás" alrededor.

"Todos ellos nos quieren matar, matarnos, asesinar a israelíes. Quieren aniquilar el Estado judío. Y es por eso que Israel tiene que ser siempre abrumadoramente fuerte, más fuerte que cualquiera de sus enemigos; de hecho, que todos nuestros enemigos juntos", aseguró.

Biden resaltó "la alianza inquebrantable" entre las dos naciones y el compromiso de EE.UU. con la seguridad de Israel.

A ese respecto, el estadounidense expresó su apoyo "total" a la restauración del sistema de defensa antiaérea israelí Cúpula de Hierro, tras la escalada bélica con Gaza de mayo pasado.

Por otro lado, Biden manifestó su respaldo a que Israel desarrolle lazos "más profundos" con sus vecinos árabes y musulmanes. "Esa es una tendencia -opinó- que creo que debería promoverse, no desalentarse, y haremos todo lo que podamos" para apoyarla.

La Administración de Trump fomentó la normalización de las relaciones entre Israel y varios países árabes y musulmanes, como Marruecos, Emiratos Árabes Unidos, Sudán y Baréin.

Hasta ahora, Biden se había mostrado cauteloso sobre esos acuerdos, que rompieron con una de las máximas del conflicto palestino-israelí: la no normalización de relaciones entre las naciones árabes e Israel hasta que se resuelva la cuestión palestina.

En la cita de este viernes, otro de los asuntos que trataron fue la pandemia y los programas de vacunación de los dos países.

Sobre la inmunización, uno de los puntos de los que hablaron fue la tercera dosis de la vacuna contra la covid-19, que Israel comenzó a administrar a determinados grupos de edad y que EE.UU ha dicho que quiere empezar a aplicarl a todos los adultos mayores de 18 años a partir del 20 de septiembre.

A ese respecto, Biden indicó que su país va a evaluar la recomendación de Israel de que EE.UU. administre la dosis de refuerzo antes de que pasen ocho meses para los ya vacunados.

"¿Debería ser menos de ocho meses? ¿Deberían ser cinco meses? Se está analizando y hablé esta mañana con el doctor (Anthony) Fauci sobre eso", apuntó, en alusión al principal epidemiólogo del Gobierno de Washington.

La reunión entre Biden y Benet en la Casa Blanca estaba prevista para ayer jueves, pero fue pospuesta por el atentado contra el aeropuerto de Kabul, Afganistán, donde hubo decenas de muertos, entre ellos 13 soldados estadounidenses.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.