EEUU impone sanciones a empresarios libaneses

·1  min de lectura

BEIRUT (AP) — Estados Unidos impuso el jueves sanciones a dos empresarios y un político libaneses, acusándoles de corrupción en momentos en que el país árabe sufre una calamitosa crisis económica.

Los dos empresarios, Jihad al-Arab y Dany Khoury, son influyentes contratistas que han obtenido enormes contratos de construcción de infraestructura en Beirut y otras regiones libanesas. El político penalizado es Jamil el-Sayyed, actualmente parlamentario y antes jefe de seguridad y aliado del grupo islamista Hezbollah.

Estados Unidos desde hace años ha impuesto sanciones a figuras e instituciones vinculadas con el Hezbollah. La decisión del jueves fue inusual porque al-Arab es aliado de una coalición anti-Hezbollah.

Al-Arab es íntimo del ex primer ministro Saad Hariri, quien renunció en octubre del 2019 tras masivas protestas anticorrupción.

Khoury tiene una relación estrecha con el poderoso yerno del presidente Michel Aoun, Gebran Bassil, quien también ha sido sancionado por Washington.

El Departamento del Tesoro de Estados Unidos afirmó que los tres “se han enriquecido de la corrupción y el clientelismo político endémico del Líbano, a expensas del pueblo libanés y sus instituciones”.

Añade que están siendo sancionados en base a un nuevo decreto presidencial que exige castigo a los responsables del colapso del estado de derecho en el Líbano.

Líbano está sufriendo una crisis económica y financiera que, según el Banco Mundial, es una de las peores en la historia mundial. La moneda libanesa ha perdido más del 9% de su valor y el 70% de la población vive en la pobreza.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.