EEUU identifica a ciudadano asesinado en Irak

Fuerzas de seguridad iraquíes frente a una morgue en el Hospital Sheikh Zayed de Bagdad, el 7 de noviembre de 2022. Desconocidos mataron a tiros a un estadounidense en la capital iraquí. (Foto AP/Hadi Mizban) (ASSOCIATED PRESS)

BAGDAD (AP) — El ciudadano estadounidense que fue asesinado en Bagdad fue identificado como Stephen Edward Troell, de 45 años, informó la embajada de Estados Unidos en la capital iraquí.

Troell, de Tennessee, trabajaba en ayuda humanitaria y como maestro en Irak. Fue asesinado por desconocidos cuando iba en su vehículo y doblaba hacia la calle en que vivía con su familia en el distrito Karrada de Bagdad.

Fue un inusual asesinato de un ciudadano extranjero en Irak, donde la seguridad ha mejorado en años recientes, incluso abriendo la puerta al turismo.

La embajada dijo que estaba siguiendo de cerca la investigación iniciada por las autoridades iraquíes, pero declinó comentar más por respeto a la familia del difunto.

Un funcionario del Departamento de Estado afirmó que Troell era ciudadano particular sin ningún vínculo con el gobierno. El funcionario habló a condición de anonimato al no estar autorizado a hablar del tema en público.

El primer ministro Mohammed Shia al-Sudani ordenó una investigación en las horas después del asesinato.

Las circunstancias en torno a la muerte de Troell y sus actividades en Irak son un misterio. Ningún grupo se ha atribuido el crimen. Funcionarios policiales desestimaron la posibilidad de que se trató de un intento frustrado de secuestro.

Funcionarios policiales dijeron que cuando Troell entró a la calle donde vivía, en la zona Wahda del vecindario Karrada, un vehículo le cortó el paso y desde otro le dispararon. Añadieron que con él iban su esposa e hijo, pero salieron ilesos. Se desconoce el paradero de la esposa e hijos.

Troell trabajaba para una escuela de idiomas en el vecindario Harthiya de Bagdad y se ha informado que también era empleado de una ONG estadounidense llamada Millennium Relief and Development Services. The Associated Press trató de contactar a la oficina central de la organización, en la provincia norteña de Dohuk, pero las autoridades locales dijeron que hacía dos años que la entidad no operaba.