EEUU: Gripe aviar mata gran número de águilas calvas

·3  min de lectura
En esta foto proporcionada por el Centro de Aves Rapaces, un águila calva recibe atención el 29 de marzo de 2022 en un área de cuarentena especial que el centro estableció para posibles casos de gripe aviar en St. Paul, Minnesota. (The Raptor Center vía AP) (ASSOCIATED PRESS)

OMAHA, Nebraska, EE.UU. (AP) — La gripe aviar está matando a un número alarmante de águilas calvas y otras aves silvestres en Estados Unidos, y muchas aves enfermas llegan a los centros de rehabilitación con las garras temblorosas y sin poder volar.

“Es todo un espectáculo ver a un águila de 6 pies (2 metros) de envergadura con convulsiones incontrolables a causa de la gripe aviar”, comentó Victoria Hall, directora ejecutiva del Centro de Aves Rapaces de la Universidad de Minnesota. “En ese punto, la enfermedad está tan avanzada que no quedan opciones de tratamiento”.

El brote de este virus altamente contagioso ha obligado a que se sacrifiquen unos 37 millones de pollos y pavos en las granjas de Estados Unidos desde febrero, y el Departamento de Agricultura federal ha confirmado 956 casos de gripe aviar en aves silvestres, incluyendo al menos 54 águilas calvas.

Pero es probable que la cifra real sea mucho mayor, porque no se analizan todas las aves silvestres que mueren y el conteo federal no incluye los casos registrados por los centros de rehabilitación de fauna silvestre.

​​La cifra más reciente es casi 10 veces mayor que los 99 casos confirmados en aves silvestres durante el brote de gripe aviar de 2015. Esta vez, el virus se ha detectado en aves de 34 estados, lo que indica que está mucho más extendido que hace siete años.

El Centro Nacional de Salud de Vida Silvestre del Servicio Geológico de Estados Unidos también recopila datos de los responsables de vida silvestre sobre las muertes sospechosas y confirmadas por gripe aviar. La lista incluye 8.536 muertes recientes de aves silvestres a causa de la gripe aviar.

“Sin duda se trata de un acontecimiento sin precedentes”, afirmó la investigadora Rebecca Poulson, que lleva 15 años estudiando la gripe aviar en el Estudio Cooperativo de Enfermedades de la Fauna Silvestre del Sureste (Southeastern Cooperative Wildlife Disease Study), de la Universidad de Georgia.

“El número de aves y especies y estados en los que ya se ha detectado es bastante alarmante”, añadió.

El virus afecta sobre todo a las aves acuáticas, como los patos y los gansos, y a las aves de rapiña y carroñeras que se alimentan de ellos, pero se han confirmado casos en más de tres docenas de especies.

Por lo general, los patos y gansos pueden convivir con el virus sin enfermarse, pero la última variante está resultando más contagiosa y mortal.

“Estamos viendo un tremendo impacto de este virus”, dijo Hall, cuyo Centro de Aves Rapaces en St. Paul, Minnesota, atiende a unas 1.000 aves al año. “Estamos viendo aves que ingresan afectadas por este virus todos los días”.

Los científicos estimaron en un estudio publicado hace tres años que el número de aves silvestres en Norteamérica había disminuido en casi 3.000 millones desde 1970, ya que los humanos siguen invadiendo su hábitat. Pero es demasiado pronto para saber qué impacto tendrá la gripe aviar en las poblaciones de aves porque el brote está en curso y no ha habido tiempo suficiente para estudiarlo, según la veterinaria del Servicio de Pesca y Vida Silvestre de Estados Unidos Samantha Gibbs y otros expertos.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.