EEUU: Excongresista y ejecutivos acusados de fraude bursátil

·3  min de lectura

NUEVA YORK (AP) — Un excongresista federal de Indiana, ejecutivos de una compañía de tecnología, un hombre que se preparaba para ser agente del FBI y un banquero de inversiones se encuentran entre las nueve personas acusadas en cuatro esquemas separados y no relacionados de uso de información privilegiada, dados a conocer el lunes con la revelación de las acusaciones en la ciudad de Nueva York.

Se trata de uno de los ataques más importantes por parte de las fuerzas del orden público contra el uso de información privilegiada en una década, y un fiscal y otros funcionarios federales prometieron un nuevo interés en enjuiciamientos similares en el futuro. Dijeron que el engaño resultó en millones de dólares en ganancias ilegales para los acusados ​​ubicados en ambas costas y en el centro de Estados Unidos.

El fiscal federal Damian Williams dijo en conferencia de prensa que los casos, además de varias otras medidas enérgicas anunciadas recientemente contra el uso de información privilegiada, reflejan su empeño en cumplir su promesa de “ser implacable en la erradicación de la delincuencia en nuestros mercados financieros”.

“Tendremos tolerancia cero para las trampas en nuestros mercados”, aseguró Gurbir S. Grewal, director del departamento de cumplimiento de leyes de la Comisión de Bolsa y Valores (SEC, por sus siglas en inglés).

Una imputación identifica a Stephen Buyer como alguien acusado de usar información privilegiada que obtuvo cuando trabajaba como consultor para ganar ilegalmente unos 35.000 dólares. Buyer formó parte de comités que supervisan la industria de las telecomunicaciones cuando era congresista republicano por Indiana desde 1993 hasta 2011, según la acusación.

Buyer, arrestado el lunes en Indiana, fue acusado en documentos judiciales de participar en operaciones con información privilegiada durante una fusión de T-Mobile y Sprint, entre otros acuerdos. Los documentos señalan que Buyer aprovechó su trabajo como consultor y cabildero para obtener ganancias ilegales.

“El congresista Buyer es inocente. Sus operaciones bursátiles eran lícitas. Él espera ser reivindicado rápidamente”, dijo su abogado, Andrew Goldstein, en un comunicado.

En un caso civil presentado por la SEC en el tribunal federal de Manhattan contra Buyer, se describió la manera en que compró valores de Sprint en marzo de 2018 apenas un día después de jugar golf con un ejecutivo de T-Mobile que le contó sobre el plan de la compañía, para entonces aún no revelado públicamente, para adquirir Sprint.

“Cuando personas informadas como Buyer —un abogado, exfiscal y congresista retirado— aprovecha su acceso a material e información privilegiada, como se alega en este caso, para fines monetarios, no solo violan las leyes financieras sino que también merman la confianza pública en nuestros mercados”, añadió Grewal.

En otro caso, tres ejecutivos de compañías tecnológicas en Silicon Valley fueron acusados de beneficiarse en base información privilegiada que uno de ellos obtuvo de su empleador.

En un tercer caso, un hombre que se preparaba para convertirse en agente del FBI está acusado de robar información de su entonces novia, quien trabajaba para un prominente bufete de abogados en Washington D.C. Según el expediente, ese individuo y un amigo suyo ganaron más de 1,4 millones de dólares ilegalmente cuando se enteró que Merck & Co. iba a adquirir Pandion Therapeutics.

En un cuarto caso, un banquero de inversiones basado en Nueva York fue acusado de compartir secretos sobre fusiones corporativas con otro banquero, para que ambos cobraran unos 280.000 dólares en ganancias ilegales.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.