EEUU quiere estrechar lazos con Islas Salomón tras su acuerdo con China

·2  min de lectura

Sídney (Australia), 23 abr (EFE).- El Gobierno de Estados Unidos señaló que quiere estrechar lazos diplomáticos con Islas Salomón, donde abrirá una embajada, después de que esta nación del Pacífico Sur alcanzara un acuerdo de seguridad con Pekín.

El acuerdo, conocido en marzo por una filtración y que se firmó este mes, ha sido recibido con alarma por Estados Unidos, Australia y Nueva Zelanda ante el potencial peligro de que Pekín pueda instalar una base militar en estas islas, que sería la primera del gigante asiático en el Pacífico.

En un comunicado, las autoridades estadounidenses señalaron que acelerarán la apertura de una embajada en Honiara y organizarán junto con Islas Salomón un "diálogo estratégico de alto nivel" para incrementar la comunicación en temas de seguridad y cooperación económica y social.

Estos y otros puntos fueron abordados el viernes durante la visita a Islas Salomón de una delegación encabezada por el coordinador estadounidense del Consejo de Seguridad Nacional para el Indopacífico, Kurt Campbell, y el subsecretario de Estado para Asuntos de Asia Oriental y el Pacífico, Daniel Kritenbrink.

Los altos representantes estadounidense se reunieron con el primer ministro de Islas Salomón, Mannaseh Sogavare, tres días después de que Pekín anunciara la firma del acuerdo de seguridad.

"La delegación estadounidense indicó que hay potenciales implicaciones de seguridad en el acuerdo, tanto para Estados unidos como para sus aliados", señala el comunicado, que también reconoce el derecho de las naciones a tomar "las decisiones de soberanía en el mejor interés de su pueblo".

No obstante, la delegación precisó que, si se llega a establecer una base militar china en el país insular, Estados Unidos expresaría su "preocupación seria" y reaccionaría en consecuencia.

De acuerdo con la versión de Washington, el primer ministro Sogavare reiteró que China no instalará una base militar en su país.

El primer ministro salomonense ha afirmado que su política exterior es "ser amigos de todos y enemigo de ninguno", mientras que China asegura que el pacto no está dirigido contra "ningún tercero" y solo busca la seguridad y el beneficio mutuo.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.