EEUU entrega al Perú ingresos de expresidente Toledo

·3  min de lectura
En esta imagen de archivo del 7 de abril del 2011 el candidato presidencial Alejandro Toledo habla ante la multitud en Lima, Perú. (AP Photo/Martin Mejia, File) (ASSOCIATED PRESS)

NUEVA YORK (AP) — Estados Unidos anunció el miércoles que entregará al gobierno del Perú 686.000 dólares que supuestamente el expresidente peruano Alejandro Toledo obtuvo tras haber recibido sobornos por parte de la constructora brasileña Odebrecht.

A través de un comunicado, el Departamento de Justicia estadounidense dijo que Toledo y su familia se compraron una casa en Maryland en 2007 con parte de de los sobornos. El dinero entregado a Perú representa los ingresos tras la venta de esa casa, ubicada en la población de Bethesda.

Toledo está acusado de aceptar unos 35 millones de dólares en sobornos vinculados a la construcción de una autopista entre Brasil y Perú. Los fiscales peruanos lo han demandado por confabulación y lavado de dinero y Perú busca extraditarlo desde 2018.

El expresidente fue detenido en Estados Unidos a raíz de esa solicitud en 2019. Un juez estadounidense ya certificó su extradición pero Toledo, a través de apelaciones, está intentando evitar ser extraditado.

Toledo, que vive en California, ha alegado que el tratado de extradición entre Estados Unidos y Perú no puede ser aplicado a su caso porque Perú no lo ha acusado formalmente ni ha entregado los documentos con los cargos específicos, como requiere el tratado. Asegura que no hay razones para creer que él haya cometido los supuestos delitos.

En su comunicado del miércoles, el Departamento de Justicia estadounidense dijo que, mientras era presidente, Toledo aceptó sobornos por parte de Odebrecht para construir la autopista. Los sobornos se hacían a través de cuentas mantenidas por aliados de Toledo.

Aproximadamente 1,2 millones de dólares en sobornos fueron usados por Toledo y su familia para comprar la casa de Maryland. El objetivo de la compra era esconder los orígenes de esos fondos, asegura el Departamento de Justicia.

Los 686.000 dólares representan parte de las ganancias tras la venta de la propiedad. Ese dinero, dice el comunicado, “fue adicionalmente lavado a través de un fondo y cuenta bancaria controlada por Toledo.”

Toledo fue presidente del 2001 al 2006.

Breon Peace, el fiscal principal del distrito este de Nueva York, dijo en el comunicado que no se pueden comprar bienes en Estados Unidos con dinero corrupto.

“El decomiso civil juega un papel crítico a la hora de deprivar a criminales de sus ganancias corruptas, independientemente de su estatus, y a pesar de sus esfuerzos en ocultar las ganancias resultado de ofensas cometidas en el extranjero,” dijo Peace.

La demanda para decomisar parte de los bienes de Toledo se abrió en el 2019 en la corte del distrito este de Nueva York. El FBI investigó los numerosos movimientos de dinero y las autoridades estadounidenses recibieron asistencia de las autoridades peruanas, dijo el Departamento de Justicia.

Toledo hizo esfuerzos para esconder su identidad en los documentos relacionados con la propiedad en Maryland, señala la demanda. Los documentos enumeran rebuscados movimientos de dinero a través de compañías fantasma en países como Costa Rica y Panamá y giros a cuentas de Gran Bretaña y Suiza.