EEUU elimina límites al procesamiento de solicitantes de asilo en la frontera

·3  min de lectura

Washington, 3 nov (EFE).- El Gobierno de Estados Unidos, que mantiene la exclusión de migrantes por razones de salud, ha puesto fin a las restricciones al número de solicitantes de asilo que pueden ser procesados en los cruces fronterizos.

El Gobierno del ahora expresidente Barack Obama (2009-2017) inició la restricción en el número de casos atendidos por las autoridades de inmigración en la frontera, y su sucesor Donald Trump (2017-2021) la hizo más estricta como parte de su política migratoria.

A fines de 2019, el Gobierno de Trump instauró el programa llamado Protocolos de Protección a Migrantes (MPP), bajo el cual los extranjeros que llegan a la frontera sur para pedir asilo han sido devueltos a México y América Central a esperar una audiencia ante tribunales de inmigración.

En un memorando emitido el lunes, el director interino de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP), Troy Miller, rescindió varias de las medidas adoptadas por el Gobierno de Trump y ordenó una ampliación del procesamiento de solicitudes "en la medida en que sea factible en términos de operación".

"Este Gobierno ha delineado una estrategia integral para ampliar las sendas seguras, ordenadas y humanitarias para la migración, incluidos los extranjeros que puedan buscar protección para entrar a Estados Unidos", señaló el memorando.

El funcionario instruyó al personal en la frontera para que "considere y tome las medidas apropiadas a fin de incrementar la capacidad de procesar a los extranjeros indocumentados en los puertos de entrada del Suroeste, incluidos aquellos que puedan buscar asilo y otras formas de protección".

Señaló que la CBP “puede manejar el ingreso de extranjeros indocumentados en los puertos de entrada disponiendo el personal necesario en la frontera para facilitar y manejar un ingreso seguro y ordenado al puerto de entrada”.

“En todos los casos, sin embargo, a los extranjeros indocumentados que estén en la línea fronteriza se les debe permitir esperar en la fila, si así lo desean, y proceder al puerto de entrada para su procesamiento en la medida en que la capacidad operativa lo permita”, añadió.

Miller recordó que ya antes de la pandemia de la covid-19 la capacidad de CBP para tramitar los pedidos de asilo "era limitada debido a los volúmenes cada vez más grandes de comercio y viajes legítimos".

El memorando de Miller se suma a uno emitido el 29 de octubre por el secretario de Seguridad Nacional, Alejandro Mayorkas, en el que comunicó a las agencias involucradas en migración su decisión de poner fin “tan pronto como sea posible” al programa MPP, por el cual decenas de miles de personas que buscaron asilo en Estados Unidos han sido enviadas al país vecino a la espera del desarrollo de sus trámites.

Pero indicó que seguirá cumpliendo la orden de un juez de Texas que requiere la implementación del programa, hasta que se dé “una decisión judicial final para anular” ese mandato.

El impacto del memorando de Miller no está claro ya que el Gobierno del actual presidente, Joe Biden, mantiene vigente el uso del llamado Título 42, aplicado por el Gobierno de Trump desde marzo de 2020 con motivo de la pandemia de covid-19 y por el cual son deportados de manera expedita los migrantes a quienes las autoridades fronterizas consideren como una amenaza para la salud pública.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.