EEUU discute con China y otros países la liberación conjunta de reservas frente a la OPEP

·6  min de lectura
FOTO DE ARCHIVO: Un petrolero de crudo se ve en el puerto de Qingdao, China

Por Timothy Gardner y Muyu Xu

WASHINGTON/PEKÍN, 19 nov (Reuters) - Los Gobiernos de algunas de las mayores economías del mundo dijeron el jueves que estaban estudiando la posibilidad de liberar petróleo de sus reservas estratégicas, tras una inusual petición realizada por parte de Estados Unidos antes de una reunión de los principales países productores de petróleo, para que se coordine una medida destinada a frenar los precios mundiales de la energía.

El Gobierno de Biden ha pedido a un amplio abanico de países, entre los que se encuentra China por primera vez, que consideren la posibilidad de liberar reservas de crudo, según informó el jueves la Casa Blanca.

Otros grandes consumidores como India, Japón y Corea del Sur también participaron en las conversaciones, según dijeron el miércoles a Reuters varias personas familiarizadas con la propuesta.

Mientras la economía mundial se recupera de la pandemia, Washington se siente frustrado porque los productores de la OPEP+, la Organización de Países Exportadores de Petróleo, y aliados como Rusia, han rechazado las peticiones de Estados Unidos para acelerar el suministro de petróleo adicional.

Con el aumento de los precios de la gasolina y otros costes, el presidente demócrata de EEUU, Joe Biden, también se enfrenta a la presión política de cara a las elecciones legislativas de mitad de mandato del próximo año. Una encuesta de Reuters realizada en octubre mostró que el 67% de los adultos estadounidenses estaban de acuerdo en que la inflación es una preocupación muy grande.

Los miembros del equipo de seguridad nacional de Biden habían discutido la necesidad de satisfacer la demanda de combustible, dijo el jueves la portavoz de la Casa Blanca, Jen Psaki.

"Esa es una conversación en curso y que estamos teniendo con una serie de socios", añadió Psaki.

La OPEP+ tiene previsto reunirse el 2 de diciembre. El grupo ha adoptado un enfoque más lento para aumentar la producción, ya que considera que la recuperación económica es demasiado frágil para justificar una mayor oferta.

Los precios del petróleo se hundieron cerca de un 4%, hasta un mínimo de seis semanas, después de que Reuters informara sobre la solicitud de Estados Unidos y la decisión de China de liberar parte del crudo, antes de recuperar algo de terreno el jueves. Los precios del petróleo han retrocedido desde sus recientes máximos ante la expectativa de que aumente la oferta mundial. [O/R]

El anuncio también ha enfriado el mercado asiático de crudo, y han caído las primas de los precios físicos al contado para los crudos vendidos a los compradores asiáticos de Oriente Medio y Rusia.

La oficina estatal de reservas de China dijo a Reuters que estaba trabajando en la publicación de las reservas de crudo, pero se negó a comentar la solicitud de Estados Unidos.

China celebró su primera subasta pública de reservas de petróleo en septiembre.

La consultora Energy Aspects dijo en una nota a sus clientes que se espera que Pekín libere otros 10 a 15 millones de barriles de crudo de sus reservas en el este de Zhoushan en su próxima ronda de subastas.

"Cualquier petróleo liberado del SPR (Reserva Estratégica de Petróleo, por sus siglas en inglés) chino tiene que ser rellenado en un plazo de 90 días", dijo Energy Aspects.

"El mercado debería centrarse en dónde encontrarán estos países el crudo para rellenar estos depósitos dado lo bajas que son las reservas".

Estados Unidos tiene la mayor reserva estratégica, con más de 600 millones de barriles. La reserva estratégica de petróleo estadounidense se creó en la década de 1970, tras el embargo de petróleo árabe, para garantizar que el país tuviera un suministro adecuado para hacer frente a una emergencia.

En los últimos años, el auge del petróleo de esquisto ha hecho que la producción estadounidense rivalice con la de Arabia Saudí y Rusia. Esto ha permitido a Estados Unidos ser menos dependiente de las importaciones de energía de otras naciones, especialmente de los miembros de la OPEP.

UN RETO PARA LA OPEP

Las consideraciones ponen de manifiesto las frustraciones de importadores como Estados Unidos e India con un organismo que ha influido en los precios del petróleo durante más de cinco décadas.

También sería la primera vez que China, el segundo consumidor mundial de petróleo y el mayor importador, participaría en un comunicado coordinado con Estados Unidos.

Los miembros de la OPEP+ no han reaccionado oficialmente de inmediato. El grupo ha estado aumentando la producción en 400.000 barriles por día (bpd) al mes, deshaciendo gradualmente los recortes de producción récord realizados en 2020 cuando la pandemia hundió la demanda de combustible.

Esta semana, el secretario general, Mohammad Barkindo, dijo que la OPEP espera que el mes que viene comience a acumularse un excedente de oferta de petróleo. En septiembre, las exportaciones de Arabia Saudí aumentaron a 6,52 millones de bpd, la cifra más alta desde enero.

Una fuente de la OPEP que pidió no ser identificada dijo que sería sorprendente ver a los países consumidores liberar las existencias para bajar los precios en lugar de hacer frente a una escasez de oferta.

Sin embargo, otros países llevan tiempo presionando a la OPEP, entre ellos China e India.

"No se trata de que no haya suministros disponibles", dijo el miércoles Hardeep Singh Puri, ministro de Petróleo de la India, en una conferencia en Dubai. "Hay 5 millones de barriles diarios de suministros disponibles que no se han liberado por cualquier motivo".

Aunque la OPEP+ ha estado aumentando la producción de petróleo en 400.000 bpd al mes desde julio, el grupo de productores todavía tiene unos 3,8 millones de bpd en recortes de suministro que aún no ha devuelto al mercado. En abril de 2020, la OPEP+ recortó la producción en más de 10 millones de barriles diarios en respuesta a la rápida propagación de la pandemia de coronavirus.

CHINA DENTRO, AIE FUERA

Estados Unidos y sus aliados ya han coordinado la liberación de reservas estratégicas de petróleo, como en 2011, cuando los suministros se vieron afectados por una guerra en Libia, miembro de la OPEP. La coordinación se ha llevado a cabo a través de la Agencia Internacional de la Energía, con sede en París, de la que forman parte Estados Unidos, Japón y numerosos países europeos.

Sin embargo, Estados Unidos no solicitó la participación de la Unión Europea, según una fuente conocedora de las discusiones, y dijo que el principal problema de Europa ha estado relacionado con el aumento de los precios del gas natural.

La Agencia Internacional de la Energía (AIE), en su página web, dijo que estos comunicados no están destinados a intervenir en los precios. Tanto Japón como Corea del Sur fueron contactados por Estados Unidos, y ambos dijeron que no liberan reservas simplemente para hacer frente al aumento de los precios.

(Con información de Tim Gardner en Washington, Yang Heekyong en Seúl, Aaron Sheldrick y Yuka Obayashi en Tokio, Chen Aizhu en Singapur, Nidhi Verma en Delhi, Florence Tan en Singapur y Muyu Xu en Pekín, Ahmad Ghaddar en Londres, Stephanie Kelly y Jessica Resnick Ault en Nueva York, Swati Verma y Kavya Guduru en Bengaluru, Alex Lawler en Abu Dhabi y Olesya Astakhova en Moscú; Edición de David Gregorio, Matthew Lewis y Jonathan Oatis, traducción de Flora Gómez)

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.