EEUU dice que se ha terminado su "paciencia estratégica" con Pyongyang

Por Ju-min Park y James Pearson
La política estadounidense de paciencia estratégica con Corea del Norte se ha acabado, dijo el viernes en Corea del Sur el secretario de Estado, Rex Tillerson, añadiendo que la acción militar estará "sobre la mesa" si Corea del Norte eleva el nivel de amenaza. En la imagen, el secretario de Estado de Estados Unidos Rex Tillerson (I) habla en una rueda de prensa con el ministro de Asuntos Exteriores de Corea del Sur Yun Byung-Se en Seúl, Corea del Sur, el 17 de marzo de 2017. REUTERS/JUNG Yeon-Je/Pool

Por Ju-min Park y James Pearson

SEÚL (Reuters) - La política estadounidense de paciencia estratégica con Corea del Norte se ha acabado, dijo el viernes en Corea del Sur el secretario de Estado, Rex Tillerson, añadiendo que la acción militar estará "sobre la mesa" si Corea del Norte eleva el nivel de amenaza.

Tillerson inició su primera gira asiática el miércoles en Japón y viajará a China el domingo, centrado en encontrar un "nuevo enfoque" para Corea del Norte tras lo que describió como dos décadas de esfuerzos fallidos para desnuclearizar la nación insular.

"Déjenme ser claro: la política de paciencia estratégica ha llegado a su fin. Estamos explorando una nueva serie de medidas diplomáticas y de seguridad. Todas las opciones están sobre la mesa", dijo Tillerson en una rueda de prensa en Seúl.

El estadounidense añadió que cualquier acción norcoreana que amenazase a su vecino del sur se encontraría con "una respuesta apropiada".

"Si elevan la amenaza de su programa de armas a un nivel que creemos que requiera acción, esa opción está sobre la mesa", dijo Tillerson al ser preguntado por una acción militar.

Tillerson también pidió a China que implementase sanciones contra Corea del Norte y dijo que no es necesario que China castigue a Corea del Sur por desplegar un sistema antimisiles estadounidense avanzado que tiene como fin defenderle frente a Pyongyang.

China argumenta que el potente radar del sistema antimisiles THAAD es una amenaza para su seguridad.

"Creemos que estas acciones son innecesarias y problemáticas", declaró Tillerson, en referencia a lo que Corea del Sur ve como represalias chinas en forma de restricciones empresariales como respuesta al despliegue de este sistema de misiles.

"También creemos que no es una vía por la que una potencia regional ayude a resolver algo que es una amenaza seria para todos. En consecuencia, esperamos que China modifique su posición respecto a castigar a Corea del Sur".

"Esperamos que trabajen con nosotros para eliminar la razón por la que se requiere el THAAD".

Corea del Norte ha llevado a cabo dos ensayos nucleares y una serie de lanzamientos de misiles desde principios del año pasado.

La semana pasada, lanzó otros cuatro misiles balísticos y está trabajando para desarrollar misiles de cabeza nuclear capaces de alcanzar territorio estadounidense.

El ministro de Exteriores surcoreano, Yun Byung-se, dijo en la rueda de prensa conjunta que el sistema de misiles únicamente tenía como objetivo defender al país de Corea del Norte, no de ningún otro país.