EEUU destaca su rol en vacunación anticovid en el mundo en medio de alza por variante delta

·4  min de lectura
El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, se quita la máscara antes de un discurso en Washington el 29 de julio de 2021

Estados Unidos dijo el martes que donó más de 100 millones de dosis de vacunas anticovid en todo el mundo, mientras el presidente Joe Biden busca contrarrestar el alza de casos por la variante delta.

El anuncio, que sigue al logro tardío de Biden de aplicar al menos una dosis de la vacuna al 70% de la población adulta para el 4 de julio, marca "solo el comienzo" de los esfuerzos de Estados Unidos para ayudar al mundo a combatir el covid-19, dijo la Casa Blanca.

El coronavirus ha matado a al menos 4,2 millones de personas desde su aparición en China a fines de 2019, y Estados Unidos, con más de 613.000 muertos, es la nación del mundo con más víctimas mortales.

La disponibilidad de vacunas hizo que el número diario de nuevos casos se redujera drásticamente en muchos países en los últimos meses, pero la variante delta, altamente contagiosa, ha estado impulsando el aumento de las infecciones.

Biden prevé hacer declaraciones a las 19H45 GMT sobre una "pieza fundamental de su estrategia para poner fin a la pandemia de covid-19: detener la propagación del virus en el extranjero", según un comunicado de la Casa Blanca.

Hasta ahora, Estados Unidos envió 111.701.000 dosis a más de 60 países, la mayoría a través de la iniciativa internacional Covax impulsada por la Organización Mundial de la Salud (OMS), pero también en colaboración con socios como la Unión Africana o Caricom (Comunidad del Caribe).

"Según las Naciones Unidas, esto es más que las donaciones de todos los demás países combinados y refleja la generosidad del espíritu estadounidense", dijo la Casa Blanca.

Según el listado de países publicado, que incluye 16 latinoamericanos, los principales beneficiarios han sido Indonesia (8 millones de dosis), Filipinas y Colombia (6 millones de dosis o más), y Vietnam, Bangladés, Pakistán y Sudáfrica (5 millones o más).

En América Latina, además de Colombia, recibieron dosis Guatemala (4,5 millones), México (4,04), Argentina (3,5), Brasil, El Salvador y Honduras (3 millones cada uno), Paraguay, Perú y Ecuador (2 millones cada uno), Bolivia (1,008 millones) y Costa Rica, Haití, Panamá y Uruguay (con 500.000 o más cada uno).

Y el gobierno de Biden dijo que a partir de fines de agosto comenzará a enviar los 500 millones de dosis de la vacuna Pfizer que se comprometió a donar a 100 países en desarrollo.

La Casa Blanca insistió en que Estados Unidos no usa las inmunizaciones contra el covid-19 para ganarse el favor de otros países. China y Rusia han sido acusados de participar en la llamada "diplomacia de las vacunas".

Este martes se espera que Biden vuelva a instar a los estadounidenses a vacunarse, en momentos en que la campaña de inoculación se acelera tras un declive a principios del verano boreal.

- Disney, Google, Facebook -

Biden destacará los recientes mandatos de vacunación impuestos por empresas estadounidenses a sus empleados, una tendencia creciente, así como el fuerte esfuerzo de las autoridades locales para combatir la pandemia, dijo un funcionario de gobierno.

Gigantes del entretenimiento y la tecnología como Disney, Google y Facebook han dicho que obligarán a su personal a vacunarse.

Mientras tanto, Nueva York anunció el martes que requerirá una prueba de vacunación para quienes asistan a lugares cerrados como restaurantes, gimnasios y espectáculos, lo que la convierte en la primera ciudad importante de Estados Unidos en introducir un pase de vacunación.

Biden había fijado el 4 de julio, Día de la Independencia en Estados Unidos, para vacunar al menos parcialmente al 70% de los adultos, pero las tasas de vacunación disminuyeron precipitadamente, especialmente en áreas tradicionalmente conservadoras como el sur y el medio-oeste del país, y entre los jóvenes, los pobres y las minorías étnicas.

Sin embargo, las tasas de vacunación están aumentando nuevamente, en especial en las áreas más afectadas por el virus.

Biden en tanto ha visto caer su índice de aprobación recientemente, aunque se mantiene por encima del 50%.

El mandatario demócrata busca retomar las riendas de la lucha contra el covid-19 después de una semana difícil en la que la máxima autoridad de salud del país dio un giro en su política, al recomendar que las personas vacunadas vuelvan a usar mascarilla en lugares cerrados en áreas de alta transmisión de covid.

La Casa Blanca también ha sido criticada, esta vez por la izquierda del campo demócrata, por no haber anticipado el vencimiento de una moratoria a los desalojos de alquileres el sábado. Millones de estadounidenses podrían quedarse sin hogar en medio del resurgimiento de la pandemia.

aue/dw/ad/lda

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.