EEUU desea aumentar la cooperación con África y contrarrestar la influencia china

·3  min de lectura

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, prevé organizar una cumbre con líderes africanos para mostrar su compromiso con el continente, en un momento en que China actúa para aumentar su influencia en esta región.

Según informó este viernes el secretario de Estado norteamericano, Antony Blinken, en Abuya, la capital nigeriana, Estados Unidos quiere "dejar de tratar a África como un sujeto de geopolítica y comenzar a tratarlo como el gran actor geopolítico en el que se ha convertido".

Blinken no dio detalles sobre la fecha en que se celebrará esta futura cumbre. El responsable estadounidense realiza una gira por varios países africanos, poco antes de que China organice un encuentro de alto nivel en Senegal con líderes africanos.

Durante su discurso en Abuya, Blinken no mencionó a China pero sí insistió en que los acuerdos con otras naciones pueden ser "opacos, coercitivos y atrapar a los países en una deuda inimaginable, destruir el medioambiente y no beneficiar a los habitantes".

"Nuestra manera de actuar será duradera, transparente y estará presidida por valores", garantizó.

Blinken reconoció, sin embargo, que la desconfianza de los países africanos hacia este tipo de discursos tiene su razón de ser.

"Muchas veces, los países africanos han sido tratados como socios menores, o incluso peor, y no como socios iguales", reconoció. "Sabemos que siglos de colonialismo, esclavitud y explotación han dejado herencias dolorosas que aún perduran", agregó.

- "Darles opciones" -

Blinken insistió en que Estados Unidos no quiere que los países africanos se vean obligados a elegir. "Quiero ser claro: Estados Unidos no quiere limitar sus acuerdos de cooperación con otros países", dijo. "Queremos darles opciones", agregó.

Blinken, que viajará también a Kenia, prometió cooperar con la región en áreas como la lucha contra el covid-19 y el cambio climático.

En los últimos años, China ha realizado grandes inversiones en el continente africano, sobre todo en infraestructuras y en la explotación de sus materias primas (oro y madera).

Para el gobierno de Biden, China es uno de los principales desafíos de Estados Unidos, debido a su fulgurante crecimiento y su creciente presencia en el ámbito internacional.

Este viernes, desde Abuya, el portavoz del departamento de Estado, Ned Price, acusó a Pekín de amenazar "la paz y estabilidad regionales" en Asia y de provocar una escalada de tensiones con Filipinas.

Filipinas acusó el jueves a navíos de la Guardia Costera China de disparar cañones de agua contra sus barcos cuando abastecían al personal militar filipino en el disputado mar de China Meridional.

Para marcar la ruptura con su predecesor Donald Trump, Biden ha trazado nuevas prioridades en las que no solo está África sino también la defensa de la democracia.

En diciembre, el presidente estadounidense organizará una cumbre virtual sobre este tema frente al ascenso de líderes autoritarios en todo el mundo.

"El declive de la democracia no es sólo un problema africano, es un problema mundial. Mi propio país está luchando contra las amenazas a nuestra democracia. Y las soluciones a estas amenazas vendrán tanto de África como de cualquier otro lugar", aseguró Blinken en Nigeria.

sct/pma/yad/sag/bl/meb

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.