EEUU deporta a mujer que mintió sobre su rol en genocidio

KATHY McCORMACK
·1  min de lectura
ARCHIVO - En imagen de archivo del 12 de abril de 2012, Beatrice Munyenyezi sale de la Corte Federal en Concord, Nueva Hampshire. Munyenyezi, que cumplió una sentencia de 10 años en una prisión de EEUU por mentir sobre su rol en el genocidio de Ruanda de 1994 a fin de obtener la ciudadanía estadounidense, ha sido deportada al país de África Oriental, indicó su abogado el sábado 17 de abril de 2021. (AP Foto/Jim Cole, archivo)

CONCORD, Nueva Hampshire, EE.UU. (AP) — Una mujer que cumplió una sentencia de 10 años en una prisión de Estados Unidos por haber mentido sobre su participación en el genocidio de Ruanda de 1994 a fin de obtener la ciudadanía estadounidense, y posteriormente fracasó en su intento por tener un nuevo juicio, ha sido deportada al país de África Oriental, donde es probable que enfrente cargos.

Beatrice Munyenyezi, quien de acuerdo con un juez de Estados Unidos “estuvo involucrada activamente” en la masacre de tutsis en Ruanda, fue condenada y sentenciada en 2013 en Nueva Hampshire. La mujer cumplió una sentencia de 10 años en una prisión en Alabama y enfrentaba la deportación.

Munyenyezi perdió su última batalla legal en marzo, cuando la Corte Federal de Apelaciones del 1er Circuito ratificó la negativa de un juez federal de distrito a su petición de desafiar la manera en que el jurado fue instruido durante su juicio en una corte federal de Nueva Hampshire.

Su abogado, Richard Guerriero, confirmó el sábado en un email que Munyenyezi había sido deportada a Ruanda. La mujer llegó al país el viernes y fue entregada a las autoridades ruandesas, de acuerdo con medios estatales de Ruanda.

“Su deportación significa mucho en cuanto a hacer justicia a las víctimas del genocidio”, dijo Thierry Murangira, vocero del Buró de Investigación de Ruanda, según publicó el periódico The New Times.

Munyenyezi es acusada de siete crímenes relacionados con el genocidio, incluyendo asesinato y complicidad en violación, de acuerdo con los investigadores ruandeses.