EEUU dejará que Eni y Repsol envíen petróleo de Venezuela a Europa a cambio de deuda: fuentes

·5  min de lectura
Imagen de archivo de un empleado trabajando en la planta de la refinería de Repsol YPF en Cartagena

Por Marianna Parraga y Matt Spetalnick

HOUSTON/WASHINGTON, 5 jun (Reuters) - La petrolera italiana Eni SpA y la española Repsol SA podrían comenzar a enviar petróleo venezolano a Europa tan pronto como el próximo mes para compensar el crudo ruso, dijeron cinco personas familiarizadas con el asunto, reanudando los intercambios de petróleo por deuda interrumpidos hace dos años cuando Washington intensificó las sanciones a Venezuela.

El volumen de petróleo que se espera que reciban Eni y Repsol no es grande, dijo una de las personas, y cualquier impacto en los precios mundiales del petróleo será modesto. Pero la luz verde de Washington para reanudar los congelados flujos de petróleo de Venezuela hacia Europa podría suponer un impulso simbólico para el presidente venezolano Nicolás Maduro.

El Departamento de Estado de Estados Unidos dio el visto bueno a las dos compañías para que reanuden los envíos en una carta, dijeron las personas.

El gobierno del presidente estadounidense, Joe Biden, espera que el crudo venezolano pueda ayudar a Europa a reducir su dependencia de Rusia y redirigir algunos de los cargamentos de Venezuela desde China. Convencer a Maduro para que reinicie las conversaciones políticas con la oposición de Venezuela es otro objetivo, dijeron dos de las personas a Reuters.

Las dos compañías energéticas europeas, que tienen empresas conjuntas con la petrolera estatal venezolana PDVSA, pueden contar los cargamentos de crudo como pago de deudas pendientes y dividendos atrasados, dijeron las personas.

Una condición clave, dijo una de las personas, es que el petróleo recibido "tiene que ir a Europa. No puede ser revendido en otro lugar".

Washington cree que PDVSA no se beneficiará financieramente de estas transacciones sin efectivo, a diferencia de las actuales ventas de petróleo de Venezuela a China, dijo esa persona. China no se ha adherido a las sanciones occidentales a Rusia, y ha seguido comprando petróleo y gas ruso a pesar de los llamamientos de Estados Unidos.

Las autorizaciones se produjeron el mes pasado, pero no se ha informado previamente de los detalles ni de las restricciones de reventa.

Eni y Repsol no respondieron inmediatamente a las solicitudes de comentarios.

OTROS EXCLUIDOS

Washington no ha hecho autorizaciones similares para la petrolera estadounidense Chevron Corp, la india Oil and Natural Gas Corp Ltd (ONGC) y la francesa Maurel & Prom SA, que también presionaron al Departamento de Estado y al Departamento del Tesoro de Estados Unidos para llevarse petróleo a cambio de miles de millones de dólares en deudas acumuladas de Venezuela.

Las cinco petroleras dejaron de canjear petróleo por deuda a mediados de 2020 en medio de la campaña de "máxima presión" del expresidente estadounidense Donald Trump, que recortó las exportaciones de petróleo de Venezuela pero no logró derrocar a Maduro.

PDVSA no ha programado que Eni y Repsol tomen ningún cargamento este mes, según un programa preliminar de carga de PDVSA del 3 de junio visto por Reuters.

La vicepresidenta de Venezuela, Delcy Rodríguez, tuiteó el mes pasado que esperaba que las aperturas de Estados Unidos "allanen el camino para el levantamiento total de las sanciones ilegales que afectan a todo nuestro pueblo".

ACERCAMIENTO A CARACAS

El gobierno de Biden mantuvo sus conversaciones de más alto nivel con Caracas en marzo, Venezuela liberó a dos de al menos 10 ciudadanos estadounidenses encarcelados y prometió reanudar las conversaciones electorales con la oposición. Maduro aún no ha acordado una fecha para volver a la mesa de negociaciones.

Los legisladores republicanos y algunos de los compañeros demócratas de Biden, que se oponen a cualquier flexibilización de la política de Estados Unidos hacia Maduro, han criticado el enfoque de Washington hacia Caracas como demasiado unilateral.

Washington mantiene que un mayor alivio de las sanciones a Venezuela estará condicionado al progreso hacia el cambio democrático mientras Maduro negocia con la oposición.

El mes pasado, el gobierno de Biden autorizó a Chevron, la mayor empresa petrolera estadounidense que aún opera en Venezuela, a hablar con el gobierno de Maduro y con PDVSA sobre futuras operaciones en Venezuela.

Por esas fechas, el Departamento de Estado de Estados Unidos envió secretamente cartas a Eni y Repsol diciendo que Washington "no se opondría" si reanudaban los acuerdos de petróleo por deuda y llevaban el petróleo a Europa, dijo una de las fuentes a Reuters.

Las cartas les aseguraban que no se enfrentarían a sanciones por llevarse cargamentos de petróleo venezolano para cobrar la deuda pendiente, dijeron dos personas en Washington.

CONSIDERACIÓN DE CHEVRON

La solicitud de Chevron al Tesoro de Estados Unidos para ampliar sus operaciones en Venezuela se produjo cuando el Departamento de Estado emitió las cartas de no objeción a Eni y Repsol. La persona familiarizada con el asunto en Washington declinó decir si la solicitud de Chevron seguía siendo considerada.

La petrolera estadounidense sí recibió una prolongación de seis meses de una licencia que preserva sus activos y la aprobación de Estados Unidos para hablar con funcionarios del gobierno venezolano sobre futuras operaciones.

No estaba claro de inmediato si Washington había aprobado los anteriores intercambios de crudo por combustible que las empresas europeas realizaron con PDVSA hasta 2020, intercambios que proporcionaron alivio a una Venezuela que necesitaba gasolina.

China se ha convertido en el mayor cliente del petróleo venezolano, con hasta un 70% de los envíos mensuales destinados a sus refinerías.

(Reporte de Marianna Parraga en Houston y Matt Spetalnick en Washington; Escrito por Gary McWilliams; Editado en Español por Ricardo Figueroa)

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.