EEUU aumenta sanciones contra la junta militar de Myanmar

Associated Press
·1  min de lectura
Manifestantes pro-democracia colocan carteles contra el golpe de estado a lo largo de una calle en Yangón, Myanmar, ek miércoles, 21 de abril del 2021. de Estados Unidos incrementó el miércoles sus presiones sobre el gobierno militar de Myanmar, imponiendo sanciones contra dos empresas estatales responsables por la generación de una porción significante de las divisas extranjeras. (AP Foto)

WASHINGTON (AP) — El gobierno de Estados Unidos incrementó el miércoles sus presiones contra el gobierno militar de Myanmar, imponiendo sanciones contra dos empresas estatales responsables por la generación de una porción significante de sus divisas.

Los Departamentos de Estado y el Tesoro anunciaron las sanciones a las principales firmas exportadoras de maderas y perlas de Myanmar. Con las penalizaciones se busca reducir los recursos de la junta luego de un golpe de Estado en febrero seguido por una dura represión contra las protestas a favor de la democracia.

Las sanciones congelan los bienes que Myanmar Timber Enterprise y Myanmar Pearl Enterprise pudieran tener en jurisdicciones de Estados Unidos y prohíben que los estadounidenses realicen negocios con esas firmas.

“Nuestra acción hoy refuerza nuestro mensaje a los militares de que Estados Unidos continuará apuntando a canales específicos de financiamiento y promoviendo rendición de cuentas por el golpe y la violencia derivada”, dijo el secretario de Estado Antony Blinken en una declaración que usó el nombre previo del país, Birmania.

“Continuaremos respaldando al pueblo de Birmania en sus esfuerzos para rechazar ese golpe y llamamos al régimen militar a cesar la violencia, excarcelar a todos los detenidos injustamente y restaurar el sendero de Birmania a la democracia”, dijo Blinken.

Las sanciones siguen a un paso similar tomado este mes contra una compañía estatal de gemas que es otra fuente importante de ingresos para las fuerzas armadas. Estados Unidos y otras naciones han aumentado la presión de sanciones contra la junta desde el golpe que derrocó un gobierno civil el 1 de febrero.