EEUU dice que asegura la trazabilidad del equipo militar que suministra a Ucrania

Estados Unidos inspecciona regularmente las existencias de equipos militares suministrados a Ucrania para garantizar su trazabilidad, aseguró el jueves el Pentágono.

"Un pequeño equipo compuesto por miembros de la Oficina de Defensa de la embajada de Estados Unidos en Kiev ha realizado varias inspecciones de las entregas de asistencia de seguridad de Estados Unidos en los últimos meses en múltiples sitios en Ucrania", dijo el general Pat Ryder, portavoz del Pentágono.

"Estos sitios no están cerca de las líneas del frente de la ofensiva rusa contra Ucrania", señaló en un comunicado, y agregó que las inspecciones no se llevaron a cabo "en reacción" a nada. "No tenemos evidencia de un desvío generalizado" de esta ayuda estadounidense, subrayó Ryder.

Desde que comenzó la invasión rusa, el 24 de febrero, el gobierno de Joe Biden ha entregado 17.600 millones de dólares en ayuda militar a Ucrania y Washington dice que quiere asegurarse de que esos recursos no sean mal utilizados.

Este rastreo comienza con un inventario minucioso de las armas suministradas por Estados Unidos antes de su entrega a Ucrania, según detalló un alto funcionario del Pentágono a principios de esta semana.

Kiev luego rastrea el equipo estadounidense "desde los centros logísticos fronterizos hasta la línea del frente" y también realiza informes sobre "gastos y daños para determinar las pérdidas", aseguró esta fuente.

Los estadounidenses están realizando inspecciones "tan pronto como las condiciones de seguridad lo permitan" y el Pentágono también está entrenando a las fuerzas ucranianas para registrar y proporcionar datos sobre los lugares a los que los equipos de la embajada estadounidense no pueden ingresar.

"La incautación de armas ucranianas por parte de las fuerzas prorrusas, incluido el material donado, ha sido el principal vector de desvío hasta ahora y podría resultar en transferencias posteriores", advirtió la semana pasada el Departamento de Estado en una nota.

"Probablemente Rusia también utilizará estas armas para desarrollar contraataques, propaganda o para realizar operaciones de bandera falsa", especifica el documento.

En los últimos años, países considerados "enemigos" de Estados Unidos se han apoderado dos veces de armas estadounidenses proporcionadas a aliados.

En 2014, el grupo yihadista Estado Islámico se quedó con grandes cantidades de armas y vehículos de las tropas iraquíes. Y en 2021, los talibanes recuperaron el control de Afganistán, incautando armas y aviones estadounidenses en el proceso.

wd/dax/led/ad/dg