EEUU anuncia plan para reducir emisiones de metano

·2  min de lectura

El gobierno de Joe Biden anunció el martes una serie de regulaciones para reducir "significativamente" las emisiones de metano en el sector petrolero y gasífero en Estados Unidos.

El anuncio se produce en momentos en que el mandatario estadounidense se encuentra en Glasgow para la conferencia mundial sobre el clima COP26, en la que más de 80 países se comprometieron a reducir para el año 2030 el 30% de las emisiones de metano, un gas muy nocivo para el medio ambiente.

Las nuevas regulaciones propuestas por Washington "reducirían las emisiones de metano en 41 millones de toneladas de 2023 a 2035", dijo la Agencia de Protección Ambiental (EPA) en un comunicado.

Esto equivale a "920 millones de toneladas" de CO2, "más que la cantidad de dióxido de carbono emitido por todos los vehículos estadounidenses de pasajeros y aviones comerciales en 2019", agregó la EPA.

El plan, que afectará tanto a las instalaciones existentes como a las que se construirán en el futuro, limitará las emisiones a "cientos de miles de fuentes existentes" en todo el país.

También se "actualizarán y ampliarán" los objetivos de reducción de emisiones para nuevas fuentes de petróleo y gas, de acuerdo con el comunicado.

Estas regulaciones serán en primera instancia sometidas a un debate público obligatorio y "antes de fines de 2022" la EPA publicará el texto con la normativa final.

"Mientras los líderes mundiales se reúnen en este momento crucial en Glasgow para la COP26, ahora está muy claro que Estados Unidos está de regreso y lidera con el ejemplo el combate a la crisis climática con objetivos valientes", dijo el jefe de la EPA, Michael Regan, en el comunicado.

La Casa Blanca anunció asimismo que el Departamento de Transporte introducirá reglas que buscan reducir la fuga de metano en oleoductos y gasoductos.

Y reiteró su compromiso de sellar "centenares de miles" de pozos de gas y petróleo, muchos de los cuales "aún liberan metano".

Estas industrias representan 30% del total de las emisiones de metano en el país.

El metano es el segundo gas de efecto invernadero ligado a la actividad humana, tras el CO2, por lo que este plan debe contribuir al objetivo de Biden de reducir las emisiones de Estados Unidos en 50% a 52% hasta 2030.

Grupos ambientalistas recibieron con beneplácito el anuncio.

"Reducir las emisiones de metano rápidamente resultará en un avance significativo muy necesario a corto plazo para el clima", dijo Julie McNamara, subdirectora del programa para el Clima y la Energía de la Unión de Científicos Preocupados, en un comunicado.

"Las emisiones de metano deben ser reducidas y rápido", ahondó de su lado Thanu Yakupitiyage, de 350.org. "Pero este esfuerzo no debe hacernos desviar de los esfuerzos por reducir las emisiones de CO2".

la/rle/yow/lm/lda/rsr

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.