EEUU alcanza acuerdo con Eli Elly para un potencial fármaco de anticuerpos contra la COVID-19

·2  min de lectura
FOTO DE ARCHIVO: El logo de Eli Lilly en una de las oficinas de la compañía en San Diego, California, Estados Unidos.
FOTO DE ARCHIVO: El logo de Eli Lilly en una de las oficinas de la compañía en San Diego, California, Estados Unidos.

28 oct (Reuters) - El Gobierno de Estados Unidos pagará hasta 1.190 millones de dólares a Eli Lilly and Co para acceder a casi 1 millón de dosis de su fármaco experimental de anticuerpos contra el COVID-19, un medicamento similar al tratamiento que recibió el presidente Donald Trump.

Eli Lilly comenzará la entrega de 300.000 dosis del tratamiento, por el que recibirá 375 millones de dólares, dentro de los dos meses posteriores a recibir la autorización para uso de emergencia de los reguladores de salud estadounidenses, dijo la compañía.

Después de ese periodo, el Gobierno tiene la opción de comprar 650.000 ampollas por un valor de 812,5 millones de dólares, dijo en un comunicado el Departamento de Salud y Servicios Humanos.

El precio por dosis asciende a 1.250 dólares de acuerdo al contrato, pero las ampollas adquiridas por el Gobierno se administrarán gratis para los estadounidenses.

Estados Unidos también ha firmado acuerdos con AstraZeneca y Regeneron Pharmaceuticals para acceder a sus terapias de anticuerpos, bajo un programa del Gobierno llamado Operación "Warp Speed" (Velocidad de la Luz).

El acuerdo con Regeneron incluye el costo de manufactura, en tanto que el pacto con la británica AstraZeneca añade fondos para el desarrollo de la terapia.

Si bien se considera que las vacunas son clave para terminar con la pandemia, los gobiernos están cada vez más interesados en otros tratamientos eficaces para retrasar la propagación del virus y reafirmar la recuperación de la economía.

Previamente este mes, Eli Lilly presentó una solicitud a la Administración de Fármacos y Alimentos (FDA) para que autorice el uso de emergencia de su tratamiento, que según dijo está orientado a aliviar los síntomas moderados en pacientes de COVID-19.

El fármaco sufrió un revés hace poco cuando los estudios indicaron que no mostró beneficios significativos en los pacientes ya hospitalizados. La terapia de Lilly es similar al medicamento de Regeneron que fue administrado al presidente Trump para ayudarle a recuperarse de COVID-19.

(Información de Manas Mishra en Bengaluru; editado en español por Marion Giraldo)