EEUU: Dan 9 años de cárcel a empresario ruso por fraude bursátil

Esta imagen sin fecha proporcionada por la Oficina del Fiscal Federal muestra un pasaporte del ciudadano ruso Vladislav Klyushin, acusado de fraude bursátil en EEUU. (Fiscalía Federal vía AP)

BOSTON (AP) — Un acaudalado empresario ruso vinculado al Kremlin fue sentenciado el jueves en Estados Unidos a nueve años de prisión por su papel en un fraude bursátil por casi 100 millones de dólares que se basó en información obtenida hackeando redes estadounidenses.

Vladislav Klyushin, que dirigía una empresa de tecnología de la información con sede en Moscú y trabajaba para los niveles más altos del gobierno ruso, fue declarado culpable en febrero de cargos que incluían fraude electrónico y fraude bursátil después de un juicio de dos semanas en un tribunal federal de Boston.

Las autoridades dicen que él personalmente se embolsó más de 33 millones de dólares con el plan, que implicó infiltrarse en sistemas informáticos para robar declaraciones relacionadas con las ganancias de cientos de empresas —incluidas Microsoft y Tesla— y luego usar esa información privilegiada para realizar transacciones lucrativas.

Klyushin, de 42 años, está encarcelado en Estados Unidos desde su extradición en 2021, y ese tiempo se acreditará a su pena de prisión. Fue arrestado en Suiza después de llegar en un jet privado y poco antes de que él y su grupo estuvieran a punto de abordar un helicóptero para llevarlos a una estación de esquí cercana. Una vez que complete su sentencia, se espera que sea deportado a Rusia.

Klyushin, que entró en la sala del tribunal esposado, se sentó en una mesa con sus abogados y escuchó a un intérprete a través de auriculares mientras los abogados discutían sobre la sentencia. Siguiendo el consejo de su abogado, se negó a dirigirse a la jueza antes de que ella lo sentenciara.

Los fiscales pedían 14 años de prisión, diciendo que un castigo severo era crucial para enviar un mensaje a los ciberdelincuentes extranjeros. El fiscal federal adjunto, Seth Kosto, dijo al juez que Klyushin no ha aceptado ninguna responsabilidad por sus crímenes y que una vez que cumpla su condena regresará a Rusia, donde es una “persona poderosa” con “amigos poderosos en los niveles más altos de la sociedad rusa”.