EE.UU. ve en Paraguay a un aliado y justifica los señalamientos por corrupción

·2  min de lectura

Asunción, 22 sep (EFE).- El embajador de Estados Unidos en Asunción, Marc Ostfield, aseguró este jueves que Paraguay es "excelente aliado, amigo y socio" de su país, y aclaró que las designaciones de funcionarios por corrupción buscan proteger las fronteras y evitar el ingreso de ganancias ilícitas a territorio estadounidense.

En una entrevista con la cadena ABC, Ostfield se refirió a la decisión de su país de incluir al vicepresidente paraguayo, Hugo Velázquez, y al expresidente Horacio Cartes (2013-2018) en la lista de corruptos del Departamento de Estado y prohibir su ingreso y el de sus familias a ese país, hecho que sacudió el panorama político en el país en los meses previos a las elecciones partidarias internas de diciembre próximo y a los comicios generales de abril del año entrante.

"Nuestras designaciones como (personas) significativamente corruptas son un método para proteger nuestras fronteras, porque podemos decir quién puede ingresar a EE.UU. y también para prevenir a las personas designadas para utilizar sus ganancias ilícitas en nuestro país", explicó Ostfield, quien desde marzo pasado lidera la legación de Washington en Asunción.

El pasado 12 agosto, EE.UU. designó a Velázquez y al entonces asesor jurídico de la entidad binacional Yacyretá (EBY) Juan Carlos Duarte, este último señalado de ofrecer a petición del vicepresidente paraguayo un soborno de más de un millón de dólares a un funcionario público, con la presunta intención de "obstruir una investigación".

Velázquez, que rechazó esas acusaciones, dimitió de inmediato a su precandidatura presidencial por el oficialista Partido Colorado y expresó su intención de abandonar el cargo, aunque después se retractó y decidió continuar en el Gobierno y solicitar "a los organismos correspondientes" pruebas de las acusaciones en su contra.

Consultado sobre la renuncia, Ostfield aclaró que "no es un factor" en sus procesos de designaciones.

"Tenemos una ley para las designaciones y esta ley dice que cuando el secretario de Estado tenga información creíble sobre actos de corrupción significativa, él debe designar estos funcionarios extranjeros como personas significativamente corruptas, pero no podemos considerar cuál es su estatus en el Gobierno paraguayo; es una decisión paraguaya", zanjó.

Por otro lado, el diplomático descartó que exista preocupación en Washington por Paraguay, e indicó que a ambos países los une "una larga historia de más de 150 años de trabajo juntos".

"Compartimos valores democráticos y usamos nuestros voces juntos en, por ejemplo, foros multilaterales como las Naciones Unidas o foros regionales para promover los derechos humanos, respeto para la democracia", agregó.

En ese contexto, señaló trabajan "de cerca" con el Gobierno del presidente Mario Abdo Benítez para fortalecer la democracia y mencionó como sus prioridades la lucha contra la corrupción y la impunidad, la seguridad regional y la prosperidad económica.

(c) Agencia EFE