EE.UU.: Trump veta el presupuesto de Defensa en otro desafío al Congreso

LA NACION
·2  min de lectura

WASHINGTON.- A solo unas semanas de dejar de ser el comandante en jefe de las Fuerzas Armadas, el presidente estadounidense Donald Trump vetó el presupuesto de Defensa aprobado por el Congreso, confirmando su intención de cuestionar todas las normas políticas y de poner contra las cuerdas incluso a su propio campo republicano.

El presupuesto de Defensa para 2021, de 740.500 millones de dólares, fue adoptado por la gran mayoría de los legisladores, lo que debería permitir anular la decisión del presidente mediante una votación calificada, que podría tener lugar en los próximos días.

La OMS arranca la misión en busca del eslabón perdido en la "zona cero" de la pandemia

"Desafortunadamente, este proyecto de ley no incluye medidas cruciales para la seguridad nacional" y "va en contra de los esfuerzos de mi gobierno de poner a Estados Unidos en primer lugar en seguridad nacional y política exterior", dijo Trump en su mensaje oficial al Congreso, tildando el proyecto de "regalo para China y Rusia".

Trump había amenazado con oponer su veto al texto porque no dispone una anulación del llamado "artículo 230", que protege el estatuto jurídico de las redes sociales, a las que el mandatario acusa de complotar en su contra.

"El artículo 230 facilita la propagación de la desinformación extranjera en línea, lo que constituye una amenaza grave para nuestra seguridad nacional y la integridad de nuestras elecciones", se lamentó en su mensaje a los parlamentarios.

También criticó el hecho de que la ley de financiación del Pentágono planea cambiar el nombre de las bases militaresen honor a los generales del campo confederado, defensores de la esclavitud. "Desde esas bases ganamos dos guerras mundiales", dijo, y denunció la voluntad de los congresistas de "barrer con la historia".

Trump rechazó igualmente disposiciones que "van en contra" de sus "esfuerzos para regresar a las tropas a casa desde Afganistán, Alemania y Corea del Sur".

"Por todas esas razones no puedo apoyar este texto", que "antepone los intereses del establishment de Washington a los del pueblo estadounidense", concluyó el mandatario, que continúa negándose a reconocer su derrota en las elecciones de noviembre y parece cada vez más comprometido con una política de tierra arrasada.

Coronavirus: el miedo y el aislamiento marcan una Navidad distinta en el mundo

Como era de esperar, sus opositores denunciaron de inmediato su espectacular gesto contra el presupuesto de defensa, tradicionalmente adoptado en un consenso que trasciende a los partidos políticos.

La presidenta de la Cámara de Representantes, la demócrata Nancy Pelosi, fustigó al jefe de Estado por este "acto irresponsable que daña a nuestras tropas, pone en peligro nuestra seguridad y socava la voluntad del Congreso".

El proyecto de Defensa guía la política del Pentágono y cimenta las decisiones sobre niveles de tropas, nuevos sistemas de armas y preparación militar, política de personal militar y otros objetivos militares.

Agencias AFP y Reuters