EE.UU. revive las tensiones raciales con un polémico veredicto sobre un adolescente

·4  min de lectura
Kyle Rittenhouse durante la lectura del fallo en Kenosha, Wisconsin (Sean Krajacic/The Kenosha News via AP, Pool)
SEAN KRAJACIC

WASHINGTON.– Una sentencia de un jurado revivió las divisiones y las tensiones raciales y llevó a Estados Unidos al recuerdo del violento verano de 2020, cuando las manifestaciones, los enfrentamientos, el fuego, los saqueos y los destrozos luego del asesinato de George Floyd dejaron expuestas –otra vez– las históricas heridas del racismo y la desigualdad en el país.

Kyle Rittenhouse, el adolescente de apenas 18 años que mató a dos personas en Kenosha, Wisconsin, durante una noche de protestas contra la brutalidad policial y el racismo el año pasado y desató un profundo debate sobre la igualdad racial, las armas y la justicia por mano propia, fue absuelto por un jurado, que lo declaró inocente de haber cometido un asesinato. El juicio a Rittenhouse, que argumentó haber actuado en defensa propia, fue seguido en todo el país, incluido su testimonio desde el estrado, transmitido en vivo, durante el cual se quebró en llanto. Rittenhouse volvió a quebrarse al escuchar que era declarado inocente.

El veredicto fue celebrado por los republicanos, la ultraderecha y los defensores del derecho a portar armas, y causó furia y decepción entre demócratas y progresistas, quienes ven otro guiño a lo que denuncian como “racismo sistémico”, y un peligroso aliento a las milicias y a los vigilantes deseosos de actuar por mano propia.

En agosto de 2020, Rittenhouse manejó desde su casa en Antioch, Illinois, hasta Kenosha, donde se unió a otros miembros de milicias que se movilizaron a favor de las fuerzas de seguridad en medio de las protestas en contra de la brutalidad policial. Un video del The Washington Post mostró el momento en el que dispara en medio de una corrida, luego de tropezar y caer.

El propio presidente Joe Biden fue consultado sobre la decisión del jurado apenas regresó a la Casa Blanca tras ser sometido a una colonoscopia (ver aparte). Respetuoso de la división de poderes, dijo en un comunicado que “el jurado ha hablado”, y pidió calma y evitar la violencia. “Si bien el veredicto hará que muchos estadounidenses se sientan enojados y preocupados, incluido yo mismo, debemos reconocer que el jurado ha hablado”, dijo el mandatario.

Kyle Rittenhouse habla con su abogado luego de ser absuelto de todos los cargos en la corte del condado de Kenosha en Kenosha, Wisconsin, EEUU, viernes 19 de noviembre de 2021. (AP Foto)
Kyle Rittenhouse habla con su abogado luego de ser absuelto de todos los cargos en la corte del condado de Kenosha en Kenosha, Wisconsin, EEUU, viernes 19 de noviembre de 2021. (AP Foto)


Kyle Rittenhouse habla con su abogado luego de ser absuelto de todos los cargos en la corte del condado de Kenosha en Kenosha, Wisconsin, EEUU, viernes 19 de noviembre de 2021. (AP Foto)

“Sé que no vamos a curar las heridas de nuestro país de la noche a la mañana, pero sigo firme en mi compromiso de hacer todo lo que esté a mi alcance para asegurar que todos los estadounidenses sean tratados por igual, con justicia y dignidad, según la ley. Insto a todos a que expresen sus opiniones de manera pacífica, de conformidad con el Estado de derecho”, agregó.

Deliberaciones

El jurado llegó a un veredicto luego de tres días y medio de deliberaciones. Rittenhouse estaba acusado de homicidio por matar a dos hombres e intento de homicidio por herir a un tercero con un fusil semiautomático del estilo del AR-15.

“No hice nada malo, solo me defendí”, dijo el joven sollozando durante el juicio, y afirmó que disparó después de haber sido perseguido y atacado por los tres hombres.

Los que murieron a manos de Rittenhouse fueron identificados como Joseph Rosenbaum, de 36 años, y Anthony Huber, de 26. El herido fue Gaige Grosskreutz, de 28.

La Unión Americana de Libertades Civiles (ACLU, por sus siglas en inglés) dijo que el veredicto proviene “de las profundas raíces de la supremacía blanca en las instituciones de nuestra sociedad”.

“Esta complicidad, junto con el motivo de las protestas que Rittenhouse se encargó de enfrentar –el tiroteo policial de un hombre negro– resalta que la violencia en Kenosha no es una anomalía, sino más bien endémica de un sistema construido sobre la supremacía blanca”, dijo Brandon Buskey, director del Proyecto de Reforma del Derecho Penal de la ACLU.

“Esto no es justicia. Esto no es rendición de cuentas”, publicó Black Voters Matter, un grupo que promueve la movilización de votantes. “Sin embargo, esto es Estados Unidos”, cerró.

Varios legisladores republicanos celebraron el fallo con mensajes en las redes sociales. Marjorie Taylor Greene, la congresista trumpista de Georgia que ha promovido teorías conspirativas supremacistas y antisemitas, incluido el movimiento QAnon, llamó a Rittenhouse “uno de los buenos”.

“Que Kyle y su familia vivan ahora en paz”, tuiteó Greene. “Los que ayudan, protegen y defienden son los buenos tipos. Kyle es uno de los buenos”, tuiteó Taylor Greene.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.